El Servicio de Sanidad público británico, NHS, planea emplear la tecnología destinada a observar estrellas en galaxias lejanas para el diagnóstico anticipado del cáncer, anunció este lunes el gobierno del Reino Unido. 

Coincidiendo con el  aniversario número 70 del nacimiento del NHS, la agencia británica espacial ha destinado 1,15 millones de euros al desarrollo de una máquina portátil de rayos X en 3 dimensiones, que se basa en la misma tecnología que ya se usa para estudiar las estrellas. 

«La tecnología tiene un potencial enorme para salvar vidas. Este es un ejemplo brillante de cómo los innovadores pueden trabajar con el NHS para ayudar a salvar vidas con un diagnóstico más temprano del cáncer», indicó Matt Hancock, ministro de Sanidad británico, en un comunicado.

Las máquinas de rayos X en dos dimensiones que se emplean habitualmente para detectar la enfermedad no siempre consiguen identificar el cáncer a tiempo, por lo que se diagnostica en un estado avanzado, lo cual complica el tratamiento.

La nueva tecnología que desarrollarán los expertos permitirá a la comunidad médica obtener una visión más completa de las áreas del cuerpo en las que se sospecha que se desarrolla un tumor. Esto contribuirá a lograr tratamientos más efectivos y diagnósticos más tempranos, explica la nota del gobierno.

El avanzado dispositivo, miniaturizado, portátil y conectado mediante satélites, podría además permitir a los enfermos de cáncer someterse a escáneres en las consultas de sus médicos de cabecera. 

Se espera así reducir la necesidad de desplazamientos a hospitales para someterse a rayos X o a un escáner. El proyecto ayudará a abordar algunos de los desafíos a los que se enfrenta el NHS al gestionar condiciones médicas a largo plazo, como los diagnósticos tempranos de cáncer.