Semanas antes de que
Foto| Apple Corps LTD

Semanas antes de que The Beatles comenzara el complejo proceso de disolución, el cuarteto de Liverpool todavía hacía planes para publicar un nuevo álbum. Así lo reveló una grabación a la que tuvo acceso el diario The Guardian.

El 8 de septiembre de 1969, John Lennon, Paul McCartney y George Harrison se reunieron en la sede de Apple Corps en Londres, en la calle Savile Row.

Ringo Starr estaba pasando una revisión médica en un hospital, por lo que Lennon llevó una grabadora para que el baterista conociera de primera mano lo que negociaban sus compañeros.

«Ringo, no puedes estar aquí, pero esto es para que puedas saber lo que decimos», señala el músico al iniciarse la grabación, en la que pronto comienza el diálogo sobre la publicación de otro disco y un sencillo que planeaban editar antes de Navidad.

Lennon sugería que cada uno de los miembros del grupo debería proponer un tema que fuese un sencillo de presentación y proponía una nueva fórmula para componer el siguiente álbum. Quería que McCartney, Harrison y él mismo trajeran cuatro temas cada uno y Starr dos, si quería.

Paul respondió a esa propuesta con una provocación: «Hasta este álbum, pensaba que las canciones de George no eran tan buenas».

Harrison, por su parte, se tomó la disputa con deportividad. «Es una cuestión de gustos. Al fin y al cabo, a la gente le gustan mis temas», comentó.

En un momento de la conversación, John hizo referencia al «mito de Lennon y McCartney», lo que para el medio The Guardian indica «claramente que la autoría de sus canciones, presentadas al público como parte de una asociación sagrada, debería acreditarse individualmente».