Fue una noche de sorpresas. Desde anoche seguramente se incrementó la búsqueda en la web de The Handmaid’s Tale, la historia de Hulu que ganó como Mejor Serie Dramática en los premios Emmy.

Sí, una obra de una de las plataformas menos conocidas se llevó una estatuilla en una categoría que tenía como favoritos a Westworld de HBO –que junto con Saturday Night Live tenía la mayor cantidad de nominaciones, 22 Stranger Things de Netflix o Better Call Saul de AMC.

The Handmaid’s Tale se llevó 8 de las 13 estatuillas a las que optaba, entre ellas la de Mejor Dirección en Serie Dramática para Reed Morano, la tercera mujer en obtener el reconocimiento en esta categoría. Las otras han sido Karen Arthur por Cagney & Lacey en el año 1985 y Mimi Leader por ER, exactamente una década después. La plataforma Hulu pasó de 2 nominaciones en 2016 a 18 este año.

Elisabeth Moss recibió el galardón a Mejor Actriz Dramática por su papel principal en The Handmaid’s Tale, una historia que se desarrolla en el contexto de una cruel dictadura misógina basada en una novela del mismo nombre de la escritora canadiense Margaret Atwood.

Por su parte, Veep ganó Mejor Serie de Comedia, así como su protagonista, Julia Louis-Dreyfus, obtuvo el galardón por sexta vez consecutiva como Mejor Actriz de Comedia. Durante su carrera, la intérprete ha sido nominada 24 veces y ha ganado en 11 ocasiones por SeinfeldThe New Adventures of Old Christine y la de ayer noche.

“Teníamos toda una historia preparada que tenía que ver con un juicio político, pero abandonamos esa idea porque temíamos que otra persona podría haber sido víctima de eso antes”, bromeó en alusión a Donald Trump.

Otra sorpresa fue Big Little Lies (HBO), que se llevó 8 de 16, entre ellos el de Mejor Actriz en una Miniserie o Película para Nicole Kidman. Al debutante en estas lides, Donald Glover, le otorgaron 2 de las 4 estatuillas a las que optaba. Se las dieron por dirección y actuación.

Entre las favoritas, Westworld se llevó 5 de 22, Fargo 1 de 16 y Stranger Things 5 de 18. La competencia entre plataformas terminó así: HBO (10), NBC (6), Hulu (5), Netflix (4) y FX (2).

Se preveían unos premios Emmy con discurso político y así fue por parte del anfitrión Stephen Colbert, quien pidió a los asistentes agradecer a todos aquellos que permitieron que estuvieran ahí anoche. “Gracias a Game of Thrones por no ser elegibles este año”.

Luego de ese guiño a uno de los detalles más importantes de la pasada ceremonia, el presentador exaltó la cantidad de programas y plataformas que hay actualmente en la industria. “Nadie puede ver tanta televisión, excepto por nuestro presidente que parece que tiene tiempo de sobra. Espero por su tuit”, dijo en alusión a Donald Trump antes de recordar las constantes quejas del mandatario en contra de la Academia de la Televisión, a la que acusó de estar parcializada, razón por la que según el magnate nunca ganó uno cuando estuvo nominado por su programa The Apprentice.

De hecho, minutos más tarde, Alec Baldwin fue premiado como Mejor Actor de Reparto en una Serie de Comedia por su célebre imitación del mandatario. “Señor presidente, acá está su Emmy”, dijo en el escenario el actor al recibir la estatuilla.