El revólver con el que supuestamente se suicidó Vincent van Gogh fue subastado este miércoles en París por 162.500 euros (182.000 dólares), superando con creces su precio máximo calculado de 60.000 euros.

El arma Lefaucheux, de calibre 7 mm, fue adquirida por teléfono por un particular cuya identidad no fue revelada, según la casa AuctionArt.

Van Gogh se disparó una bala en el pecho a los 37 años de edad y murió dos días después al norte de París, en 1890.

El 27 de julio de ese año, el pintor holandés habría caminado hasta un campo cercano al albergue donde se hospedaba en Auvers-sur-Oise, se habría levantado la camisa y disparado una bala en el pecho con el arma del propietario del establecimiento. El revólver le habría caído de las manos y Van Gogh, herido, habría regresado al albergue, donde murió dos días después.

El arma, cuya autenticidad es probable que no sea nunca confirmada formalmente, fue descubierta en 1965 por un agricultor en el mismo campo. Tras su hallazgo, el campesino entregó el arma –muy dañada– a Arthur Ravoux, propietario del albergue. Desde entonces esta había permanecido en la familia, colgada detrás del mostrador.