La marca de lencería Victoria’s Secret informó este miércoles que su show anual, en el que desfilan las más cotizadas modelos, no volverá a ser transmitido en la televisión. Este hecho remarca la necesidad de restructurar los estándares de belleza de las grandes franquicias de la moda.

Lex Wexner, CEO de la compañía L Brands que trabaja como casa de la franquicia, fue quien realizó el anuncio en su portal web. Sin embargo, no ofreció detalles con respecto a una medida alternativa para apreciar el desfile por otro medio, reseñó el portal de entretenimiento E!.

La empresa de lencería se vio implicada recientemente en una polémica por nombrar a Barbara Palvin como su último ángel de Victoria’s Secret y modelo curvy de apenas 55 kilos de peso. Los integrantes de movimientos feministas rechazaron la promoción de estereotipos tradicionales como modelos delgadas y curvilíneas.

Medios de comunicación dedicados al entretenimiento afirmaron que la franquicia no se encuentra en su mejor momento comercial debido a las críticas con respecto a los estereotipos promovidos. El comunicado afirma la intención de la marca de cambiar para evolucionar y crecer, dejando atrás las medidas tradicionales.

El show del año 2018 recibió más de 3 millones de espectadores, cifra baja en comparación con las transmisiones de años anteriores.

Con información de E!