La Doña
Foto Archivo

Los actores Carlos Ponce y David Zepeda revelaron que la segunda temporada de La doña, que protagonizan con Aracely Arámbula, toca de frente y sin eufemismos la violencia contra la mujer en todas sus formas, incluyendo el feminicidio.

«Una de las cosas más bonitas del proyecto es que se toca el tema del feminicidio de una manera muy cruda. Es importante que se tenga esta conversación, que en la televisión se toquen los temas de los que nadie quiere hablar», afirmó Ponce.

«La violencia contra la mujer es un problema grave en muchas partes del mundo», añadió Ponce.

Para Zepeda, quien con La doña 2 debuta como parte del elenco de la cadena Telemundo, el acercamiento a temas sociales que considera importantes es una de las razones que le llevaron a participar.

«La serie tiene mucha pasión, mucha acción, mucha piel y muchos enfrentamientos, pero no están allí por gusto», indicó Zepeda.  Destacó que acompañan y concretan una historia que, para él, es esencial actualmente.

La segunda temporada de La doña, que se estrena en Telemundo el lunes 13 de enero en horario estelar, encuentra a su personaje principal, Altagracia Sandoval, en París, donde se había retirado tras derrotar a sus enemigos.

La noticia de que su otrora amor y ahora yerno Saúl (David Chocarro) está secuestrado y que su hija Mónica (Danna Paola) está amenazada y eventualmente desaparece la hace regresar a México.

Mónica y Saúl trabajaban en una organización no gubernamental, la Fundación Renacer, que lucha contra el tráfico de mujeres. Son atacados por la Banda de los Arcoíris, que secuestra a mujeres, las tortura y las mata con balas de paintball.

Si bien Chocarro no aparece en esta temporada y Danna Paola tiene una participación pequeña, regresaron a la producción Rebecca Jones y Diego Soldano.

La acción coloca al trío de personajes principales en el centro del problema y en medio de un triángulo no solo amoroso, sino ético.

La primera temporada de La doña, transmitida por Telemundo en 2016, puede verse ahora en Netflix. Está inspirada en Doña Bárbara, obra del escritor y ex presidente venezolano Rómulo Gallegos.

Esta producción será, además, el último proyecto de la reconocida actriz Aracely Arámbula con la cadena estadounidense, con la que tuvo un contrato de exclusividad desde 2013.