Rubén Blades coronavirus
Foto archivo

«¿Será que el planeta está tratando de librarse de nosotros?», se pregunta el cantautor panameño Rubén Blades en su Diario de la peste, una bitácora personal sobre el coronavirus.

En la segunda de las entradas de este diario, escritas como todas las demás en la ciudad de Nueva York, Blades asume este flagelo global «como una prueba más”.

El artista panameño, ganador de 17 premios Grammy por su música, señala en ese sentido que el virus ha frenado toda la actividad humana comercial. Con ello «han descendido dramáticamente los niveles de contaminación ambiental en China, Corea del Sur y Japón, como lo demuestran las fotos tomadas por satélites».

Esto le lleva a plantearse otra interrogante: «¿Será que la Tierra necesita respirar?».

«Esta es una oportunidad para radicalmente alterar nuestras conductas y crear alternativas que nos ayuden a todos, y al medio ambiente. Veamos todas las posibilidades y no limitemos nuestra preocupación a la añoranza de lo que estábamos haciendo antes de la crisis».

Nueva York y Panamá, aciertos y desaciertos

En su más reciente reporte de este sábado, Rubén Blades, ex ministro de Turismo de su país, da gracias a Dios por otro día sin coronavirus. El artista lanza sus dardos a los «muchos» que «no van a atender la seriedad del asunto, hasta que se declara la ley marcial», y a Nueva York por no hacer un «censo de infectados».

Destacó que la cantidad de infectados aumenta diariamente en la medida en que se van identificando más casos a través de exámenes. «Eso no es malo, me parece que es lógico que ocurra».

Para el también actor de cine, lo correctos sería que en Nueva York existieran “clínicas ambulantes, que van de barrio en barrio examinando gente, como en un censo. En realidad eso es lo que sería, un censo de infectados».

Eso identificaría a los que pueden propagar el virus y ayudaría a los que no están aun contaminados en una casa, para que sigan sanos, indicó.

Blades fue más allá y afirmó que en Panamá y Estados Unidos no estaban preparados para lo que viene. “No están haciendo exámenes de prevención, solo los utilizan para confirmar a los que ya presentan síntomas«, afirma.

Eso quiere decir, de acuerdo con el autor de «Amor y control» que «hay mucha gente enferma, que por no presentar síntomas están propagando la enfermedad. Porque creyéndose sanos salen a la calle», opina.

Blades responsabiliza de la situación al «ogro anaranjado», en alusión al presidente estadounidense, Donald Trump, por no gestionar que se movilizaran los exámenes previos.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo