Foto: Archivo

Renaissance: A Film By Beyoncé, la película de la gira de la cantante estadounidense, llegará a las salas de cine venezolanas a partir del viernes 1° de diciembre.

La cinta de la gira, una de las más lucrativas al recaudar 500 millones de dólares en cinco meses, llegará a las salas de Cines Unidos y Cinex, en este complejo en 4DX, en todo el país. Las entradas, cuyo precio es de 10 dólares, están disponibles en las páginas web de ambos circuitos y en taquillas.

La cadena de cines estadounidense AMC publicó el tráiler de la película, dirigida por Nadia Lee Cohen. La cinta, que tiene una duración de dos horas y media, es un recorrido por los emblemáticos shows de Beyoncé desde el primer show del tour en Estocolmo hasta su último concierto el 1° de octubre en Kansas City.

En total, 56 conciertos, 39 ciudades y un escenario lumínico y futurista le dieron forma al Renaissance Tour, en el que la cantante estadounidense lució infinidad de looks confeccionados por las casas de moda más prestigiosas: Loewe, Courrèges, Thierry Mugler, Alexander McQueen, Balmain…

Además de los shows, el filme también ahondará en todo el proceso de producción del disco que bautiza a la gira, Reinassance.

En octubre se anunció que Renaissance: A Film By Beyoncé llegaría solo a las salas de Estados Unidos, Canadá y México; sin embargo, un mes después, se sumaron países de Latinoamérica como Venezuela, Chile y Colombia

La cantante ha incurrido en el cine anteriormente con la película de Netflix de 2019 Homecoming, que capturó su actuación de Coachella en 2018.

Beyoncé, la artista femenina con más premios Grammy de la historia (32), sorprendió con su álbum Renaissance al abordar un estilo que pretendía conmemorar a la cultura afroamericana del ballroom: una corriente subversiva que celebró a las minorías y, ante todo, la libertad creativa.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!