Foto Getty Images

Quentin Tarantino explicó en una entrevista su percepción sobre la industria del cine tras el estreno de su última película Érase una vez en Hollywood… El filme retrata a Hollywood en 1969, cuando el asesinato de Sharon Tate acabó con el movimiento hippie.

El guión de la película fue una redacción original del cineasta, el cual se definió a sí mismo como la excepción en Hollywood.

“Lo que se estrena este verano en los cines son secuelas, precuelas o películas basadas en libros. Nuestro filme es la única cinta original. Somos el único guión original que no está basado en un cómic, en una tira de anuncios o en una novela”, afirmó Tarantino quien se considera afortunado por marcar la diferencia en la industria.

Érase una vez en Hollywood… es una metapelícula que muestra a la industria cinematográfica en sus tres niveles: la estrella con éxito, el actor frustrado y el que no tiene nada que perder. Cada uno está representado con los protagonistas de la historia Sharon Tate, Rick Dalton y Cliff Booth.

“Quería mostrar cómo en Hollywood las estrellas de éxito pueden vivir junto a una persona fracasada”, explicó Tarantino.

El cineasta se inspiró en la radio 93KHJ de los 60 para realizar los sonidos, las canciones y los anuncios en la cinta con los que se conduce al espectador por las calles de Los Ángeles de 1969.

Quentin Tarantino explicó que la industria del cine necesita un análisis profundo en el que los cineastas entiendan por qué quieren contar historias. Para el director, Hollywood se encuentra en un momento donde todos sus miembros quieren ser posmodernos.

“La gente ya no construye escenarios porque los dibujan con tecnología. Para mí poder recrear la ciudad fue un privilegio, cambiamos Los Ángeles para que todo el mundo viera la ciudad en 1969. Lo que he hecho va contra la industria, pero le sienta muy bien”, afirmó.

El nuevo dúo dinámico de Hollywood

Leonardo DiCaprio y Brad Pitt. Foto Sony Pictures

Érase una vez en Hollywood…está protagonizada por Brad Pitt y Leonardo DiCaprio. Ambos actores coincidieron en que perder el anonimato por la fama modificó el tipo de vida que llevaban.

“Tal vez lo que extraño es ser anónimo, pero prefiero el éxito. No echo de menos aquellos años de fracasos, de llamar a muchas puertas”, declaró Brad Pitt.

“Hemos aprovechado la oportunidad que nos llegó, no todos tienen esa suerte. En muchos sentidos, mi personaje Rick Dalton vive deprimido y amargado por esas oportunidades que se le han escapado”, reflexionó DiCaprio.

Los actores se conocieron a través de Quentin Tarantino, quien los reunió para protagonizar su novena entrega cinematográfica. A partir de entonces, Leonardo DiCaprio y Brad Pitt se hicieron muy cercanos, a pesar de los diez años de diferencia que se llevan.

“Se puede decir que somos de la misma generación porque empezamos a trabajar en la misma época. Fue muy fácil trabajar con Brad Pitt porque compartimos las mismas referencias y el mismo sentido del humor”, comentó DiCaprio.

“Ambos habíamos trabajado antes con Quentin y oído historias uno del otro. Somos casi de la misma época y llevamos mucho tiempo en esta industria”, contó Brad Pitt.

Los protagonistas del filme consideran que el trabajo de Tarantino es un legado importante para Hollywood. Pitt declaró que el cineasta ya se convirtió en un adjetivo para la industria del cine. “Hablamos de otro director y decimos «es muy Tarantino», y todos saben lo que significa”, refirió.

La película se estrenará este viernes en las salas de cine venezolanas.