Locke & Key
Foto Archivo

Dramas familiares, misterio y llaves mágicas. Es lo que trae Netflix en su nueva serie fantástica, Locke & Key, que se estrenó el 7 de febrero. Es una adaptación de las novelas gráficas de Joe Hill y Gabriel Rodríguez.

Darby Stanchfield y Connor Jessup interpretan a madre e hijo en la serie. «Me atrajo mucho el aspecto familiar de la serie. Mi personaje, Nina Locke, no es la típica mamá que sale en televisión. Es una alcohólica en rehabilitación, es artista. La complejidad de quién es ella, como ser humano y como madre, es totalmente opuesto a lo que hice durante siete años en Scandal», explica Stanchfield.

«Me conmovió la combinación de magia y misterio, y la exploración de lo que significa ser un chico y lidiar con un trauma, lo que significa madurar. Me pareció muy interesante», asegura Connor con respecto a su personaje, Tyler Locke.

Si tuvieran que elegir una llave que les concediera un poder, Connor Jessup se decidiría por la llave del espíritu, que abarca los poderes de ser invisible, volar y hablar con los muertos. Por su parte, Darby Stanchfield se decanta por la llave de doquiera, para ir a cualquier lugar.

En Locke & Key, tras el asesinato de su padre en circunstancias misteriosas, los tres hermanos Locke y su madre se mudan a una casa ancestral, Keyhouse, que pronto descubrirán que está llena de llaves mágicas que pueden estar relacionadas con la muerte de su progenitor. A medida que los niños Locke exploran las diferentes llaves y sus poderes únicos, un misterioso demonio despierta y no se detendrá ante nada para robar las llaves.

Los actores Jackson Robert Scott, Emilia Jones, Bill Heck, Laysla De Oliveira, Thomas Mitchell Barnet y Griffin Gluck completan el reparto de la serie.