Proust

Entre los 20 y 23 años de edad, el novelista, ensayista y crítico francés, Marcel Proust, escribió su primer libro, Los placeres y los días. La obra, que se publicó en el año 1896, contiene una serie de relatos de influencia decadentista. Pero en la edición de ese año, una parte de los cuentos en la que se trataba la homosexualidad, no fue incluida.

Los relatos, olvidados durante muchos años, serán finalmente publicados en el mes de octubre, en Francia. El acontecimiento coincidirá con el centenario de su premio Goncourt, de acuerdo con el diario ABC de España.

Le Mystérieux Correspondant (El corresponsal misterioso) es el título de los relatos que encontró Bernard de Fallois en los años cincuenta. Fue el investigador Luc Fraisse quien se encargó de organizar los cuentos y crear una edición de 180 páginas. La publicación será editada por el sello Editions de Fallois.

¿Por qué no se publicaron antes?

Fraisse aseguró que Proust nunca publicó estos relatos debido a la fuerte moral tradicional que reinaba en la época, y que prevalecía en el entorno social del autor. “La conciencia de su homosexualidad se experimenta aquí de manera exclusivamente trágica, como una maldición”, añadió el investigador.

Le Mystérieux Correspondant, según Fraisse, tiene un marcado carácter autobiográfico y la influencia de Anatole France, Henri de Régnier, Paul Hervieu y Robert de Montesquiou. Proust estaba buscando su voz, su lugar en el mundo.

Indica Fraisse que Le Mystérieux Correspondant ayuda a entender la exitosa obra En busca del tiempo perdido. Los nuevos relatos tratan el “amor físico injustamente negado”, algo que también ocurre en Sodoma y Gomorra, cuarto volumen de la célebre heptalogía.

En cuanto al estilo, los relatos inéditos no tienen la perfección de En busca del tiempo perdido, dice el investigador, pero precisamente por eso ayuda a comprender el comienzo de la obra de Proust.