Pata Medina
Pata Medina ha pasado por la Radio del Ateneo y La Mega 107.3 FM | Foto Gustavo Matute

Desde hace un año María Beatriz Medina Cervoni, Pata Medina para todos, está al frente del Hit Parade Venezuela. De lunes a viernes, de 10:00 am a 12:00 m, por la señal de KYS FM 101.5 la locutora, que comenzó haciéndole la suplencia a Celso Pineda en el programa más longevo de la radio venezolana, le da un toque femenino y juvenil al espacio por el que han pasado voces como las de Oswaldo Yepes, Gustavo Pierral, Napoleón Bravo, Alejandro Rhode y Enrique Hoffman.

El Hit Parade Venezuela fue concebido hace más de 60 años por Oswaldo Yepes, fundador del Circuito Digital KYS y del Museo de la Radio. El programa se dedica a la promoción disquera nacional y por primera vez en su historia lo conduce una mujer. Pese a la crisis de la industria musical, Medina se ha propuesto darle lugar a nuevos talentos, presentar invitados para conversar sobre sus proyectos y ofrecer información sobre artistas consagrados.

La locutora, también muy buena cocinera, comenzó en la radio del Ateneo de Caracas convocada por Polo Troconis. Tenía apenas 15 años de edad. De esa etapa destaca el aprendizaje y la oportunidad que tuvo de contribuir con el surgimiento de bandas venezolanas como La Vida Bohème y Viniloversus.

Luego pasó a La Mega 107.3 FM. Junto con Ramón Castro condujo Mega News. “Yo me veo en la radio porque amo la música. Toda la vida he sido melómana, así como un ratón de biblioteca, pero con la música”, reconoce. Y deja saber que durante su paso por La Mega nunca tuvo decisión sobre la música que sonaba en la emisora.

El Hit Parade Venezuela le da la oportunidad de investigar sobre música y compartir con los oyentes información relevante. No solo sobre lo más sonado, también acerca de lo alternativo. “Estar en otras emisoras me alejaba un poco de la esencia de lo que yo hacía. Si bien hablábamos de música, yo no podía dar a conocer lo nuevo que estaba sonando”, dice.

De allí que desde el 2 de julio de 2018 disfrute cada mañana en la cabina de KYS. Su objetivo es apoyar al talento nacional y difundir el trabajo de bandas que no suenan en otras emisoras sin olvidarse de los clásicos. “Darle espacio a la producción nacional, estén o no en el país sus autores, es algo que me quedó de Polo, porque en la Radio del Ateneo era uno de los pilares fundamentales apoyar lo nacional, y eso lo he traído al Hit Parade”.

Medina considera que hacer un programa dedicado exclusivamente a la música es complicado por estos días debido a los géneros que dominan la industria. “Gracias a Dios estoy en una emisora en la que puedo colocar música comercial sin caer en lo urbano y hacer mi trabajo de investigación. No en todas las emisoras se puede hacer eso”.

Pata Medina
Medina: “Soy difusora de música, mi trabajo es apoyar aquello que considero que está bueno y bien hecho» | Foto Gustavo Matute

Cuida lo que dice en la radio porque siempre está presente la amenaza de Conatel, aunque el suyo es un programa dedicado a la música. “Estoy en una empresa en la que si uno dice más de la cuenta podría venir una sanción en cualquier momento”, advierte.

El reto de Medina al frente del Hit Parade es sacar el programa de la cabina para compartir sus propias experiencias musicales con el público en la calle. También espera formar a una generación que se dedique a difundir la música en la radio de una manera old school: pocos comentarios y mucha música. “De aquí a cinco años espero que el Hit Parade sea un programa de radio, una productora de eventos y de músicos y una disquera. Es lo que más quisiera”, expresa.

Lo urbano: el nuevo pop

Para Medina el género urbano se ha convertido en el nuevo pop. “Y no es algo que me mueva”, confiesa. “Entiendo que hay gente haciendo buen reguetón, porque tiene una pista de base y sobre ella trabaja musicalmente, entonces desarrolla ritmos con instrumentos, incluye featurings, se apoyan entre sí y, obviamente, es un género que no puedo ignorar”.

Entre los artistas urbanos del país a los que les sigue la pista menciona a Micro TDH y Neutro Shorty. También la convence el proyecto de Luis Jiménez, vocalista de Los Mesoneros, quien con Warner Music México publicó dos sencillos, “Reset” y “Guerra fría”, que mezclan ritmos urbanos y de trap con instrumentos musicales bajo el nombre de Lagos.

“Los mismos Okills sacaron el año pasado un tema producido por Juanes y Tainy, ‘007’, que claramente tiene su base urbana. Rosalía también me parece que lo está haciendo bien, mezcla sus raíces flamencas con lo urbano, y está colaborando con otros exponentes del género como J Balvin, que es el primer latino en ser headliner del Lollapalooza”, destaca la locutora.

Sobre la movida

La conductora reconoce que cada vez es más complicado realizar conciertos en el país por la crisis. Sin embargo, destaca el surgimiento de nuevas iniciativas que combinan fuentes como el arte y la gastronomía.

“Cada vez nos estamos poniendo más creativos para tener experiencias completas en las que siempre cabe la música y en las que vamos a querer ver músicos surgiendo o bandas ya consagradas que se adaptaron al formato acústico”, refiere. La tendencia mundial, afirma, es vender experiencias en las que las personas no solo van a escuchar música.

Para la locutora, a los músicos, dentro y fuera del país, les ha tocado vivir una época en la que ocurren cambios muy rápido con respecto a la industria. “Antes se sacaba un disco y se promocionaban las canciones; ahora se publican los sencillos y luego viene el disco. Son decisiones que se tienen que tomar con rapidez. Los artistas tienen que pegarse y bailarle pegado a la manera en que las audiencias consumen música hoy en día”.

Los músicos que no trabajan con ritmos urbanos, dice, deben evaluar cómo utilizar elementos de producción relacionados con el género para entrar en el mercado, pero sin perder su esencia. “Soy difusora de música, mi trabajo es apoyar aquello que considero que está bueno y bien hecho, desde su génesis hasta el producto final. Siempre lo voy a hacer y trabajaré para que se conozca”.