Hace cincuenta años, en la ciudad inglesa de Manchester, nació una de las figuras insignes de la música británica actual: Noel Thomas David Gallagher. El cantautor se dio a conocer durante la primera mitad de los noventa con Oasis, luego del lanzamiento del exitoso «Definitely Maybe» (1994).

Aquel disco fue el debut que más rápido se había vendido hasta entonces en el Reino Unido, y marcó el camino tanto para sus siguientes trabajos como para otras bandas britpop. Un año después, «(What’s the Story) Morning Glory?» llevó a la banda a posicionarse a nivel internacional. Con temas que se convirtieron en himnos generacionales como «Wonderwall» y «Champagne Supernova», el disco ha vendido más de 20 millones de copias y recibió en 2010 el premio mejor álbum en los 30 años de historia de los premios Brit, los galardones de la industria británica.

Noel no apareció por la ceremonia para recoger aquel premio y su hermano Liam ni siquiera lo nombró cuando subió al escenario. Aquella escena fue reflejo de la conflictiva relación entre los Gallagher, quienes en 2009 pusieron fin a la banda que los posicionó en la industria musical. A pesar de los dos álbumes de estudio que ha lanzado junto con su nuevo proyecto, High Flying Birds, los mayores éxitos de Noel continúan siendo los que firmó como compositor y guitarrista de Oasis. 

El mayor de los Gallagher provocó el primer gran incendio en los medios poco después de publicar Definitely Maybe, al declarar al diario «The Observer» que desearía que los integrantes de Blur Damon Albarn y Alex James «contraigan en el sida y se mueran». El músico no tardó en disculparse —»el sida no es algo como para hacer broma», reflexionó más tarde— y, aunque a partir de ese polémico comentario rebajó el tono de sus declaraciones, no ha dejado de repartir reproches entre otros músicos.

Del guitarrista de los Rolling Stones, Keith Richards, y el de los Beatles, George Harrison, dijo en 1997 que estaban «celosos y seniles». A Robbie Williams lo llamó la «reina del drama» en 2007 por «hacer un álbum de mierda y querer que todo el mundo sienta pena»; a Kylie Minogue la calificó de «pequeña idiota» en 2002, y la banda Coldplayse llevó calificativo de «grupo de estudiantes» en 2006. Noel tampoco ha ocultado nunca su relación con sustancias prohibidas: «Si dieran medallas de oro por consumir drogas para Inglaterra yo habría ganado una barbaridad de ellas», dijo hace cerca de una década.

En ocasiones también ha levantado polémica por comentar con frivolidad la fortuna que ha amasado con sus éxitos musicales. «Hice que me diseñaran a medida un Jaguar Mark II del 1967 que costó 110.000 libras, pero no tengo carné de conducir, no me sirve para nada», comentó en una entrevista en 2008, poco antes de cerrar su etapa de colaboración con Liam.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo