Llegó por quinta vez al escenario más importante de los festivales de Latinoamérica, aunque en esta ocasión con un éxito con el que logró la consolidación artística en todo el mundo.

Luis Fonsi, autor e intérprete del mega sonado «Despacito», abrió la segunda noche de la versión número 59° del Festival de Viña del Mar.

Con bailarines en escena e interpretando algunos de sus temas más conocidos como «Corazón en la maleta», «Imagíname sin ti», «Quién Te Dijo Eso», «Quisiera Poder Olvidarme De Ti», «Abrazar la vida», entre otros, el puertorriqueño fue el artista que más fanáticos convocó en la Quinta Vergara, público que minutos más tarde coreó con energía el tema que llevó al cantante a la consagración internacional en 2017.

En su show, el artista también tuvo tiempo de hacer algunos covers, paseándose por temas de The Police, David Guetta y de Los Prisioneros. En esa ocasión, el cantautor se la jugó con una versión de «Estrechez de Corazón», homenajeando a Jorge González y la música chilena. La ovación del «Monstruo» se tradujo en una premiación, llevándose las Gaviotas de Plata y Oro y posteriormente, al cerrar con «Aquí Estoy Yo», hubo una propuesta de matrimonio en un sector del palco, que despertó la ovación de los asistentes.

El último show de la noche estuvo a cargo de los cubanos Gente de Zona, los que abrieron con «Bailando», que interpretan junto al español Enrique Iglesias. El público se mantuvo entusiasmado con el número y muy poca gente abandonó el recinto viñamarino durante su actuación, con la que también lograron tener los principales premios.

En la segunda noche de Viña 2018, Luis Fonsi demostró que ya es un artista consagrado, querido y bien recibido por el público chileno,  mientras que Gente de Zona, en un espectáculo parejo y cargado a los hits, puso la cuota fiestera al cierre de la jornada.