El rapero Marlon Morales, mejor conocido como Lil Supa, conquistó este sábado el Teatro Teresa Carreño con “Mi obra”, un recorrido por su carrera musical. Junto a la Venezuela Big Band Jazz, el cantante ofreció una presentación impecable que quedará para la historia del hip hop en Latinoamérica.

El compositor inició el concierto aproximadamente a las 7:00 de la noche al ritmo de “Mista Uanteik”, canción que corearon eufóricamente todos los fanáticos. Patineteros, grafiteros y B- boys aparecieron en escena durante esta primera interpretación para empezar un espectáculo sin precedentes.

A las 7:33 pm la Venezuela Big Band Jazz apareció para acompañar al artista en su canción “Mención honorífica”. La fusión del rap y el jazz en la sala fue un momento histórico para el artista, la orquesta y los asistentes.

Integrantes de El Dojo también dijeron presente en el evento musical para entonar algunas piezas junto al venezolano.

“Valórate”, “No llores”, “Espejo”, “Luz”, “Hambre”, “Fe de errata” fueron algunos de los temas que cantó el venezolano y que los asistentes acompañaron con la mano arriba. 

El intérprete de “Luz”, mientras presentaba su repertorio, rindió homenaje al fallecido rapero Canserbero, gran amigo y con quien compartió tarima en múltiples oportunidades. 

Por primera vez, la sala Ríos Reyna abrió sus puertas a un exponente de hip hop. Con el magnífico show de Supa, los representantes y seguidores del género aspiran que este sea el primero de muchos conciertos de rap en el espacio cultural más importante de Venezuela. 

Supa demostró una vez más el respeto y admiración que tiene de sus colegas y seguidores. No obstante, también dejó claro que no solo es el “orgullo de Maracay” sino de Venezuela entera. 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo