Simon Konecki, esposo de la cantante británica Adele, podría obtener la mitad de la fortuna de 150 millones de libras (173 millones de euros) de la estrella, publicó The Sun.

El divorcio le costará a Adele 86,5 millones de euros. El portal reveló que Adele vendió en febrero una de sus casas en Sussex (Reino Unido), valorada en 3 millones de libras (3,5 millones de euros).

Adele y Simon se casaron en el año 2016 después de cinco años de salidas. Amigos comentaron que «sus vidas los llevaron en diferentes direcciones y continentes».

La compositora todavía tiene una mansión de 7,3 millones de libras en Beverly Hill y una casa de 7,4 millones de libras en Kensington, en el centro de Londres. 

Con información de The Sun.