Foto: Referencial

Cada vez más crece la lista de famosas que se defienden de las críticas a su cuerpo. Los mensajes de empoderamiento sobre el body positivity empiezan con Selena Gómez pero transitan por Carolina Sandoval y Lizzo, por mencionar algunas. La lista incluye también a Migbelis Castellanos quien, en el pasado, fue parte de las reinas de belleza criticadas por subir de peso.

Ahora, no han faltado los comentarios negativos sobre su «extrema delgadez».

La exreina de Nuestra Belleza Latina 2018, que previamente mostró su belleza y talento como Miss Venezuela en el 2013, usó las redes sociales como desahogo. Explicó que si bien los resultados de su pérdida de peso son visibles ahora, comenzó el proceso desde finales de 2022. Además, destacó que todo ha sido en base a disciplina y ejercicios.

«Empecé a bajar de peso desde antes de Thanksgiving (que se celebra en noviembre), pero ustedes lo notan de un día a otro. No lo estoy haciendo por complacer a nadie, solo que me puse juiciosa con los entrenamientos. Hablar de los cuerpos de los demás, no está bien«, escribió en sus historias de Instagram la venezolana de 26 años de edad.

Castellanos aseguró que para lograr su objetivo bajó el consumo de azúcar y alcohol cuando sale a divertirse en las noches. También explicó que el ayuno intermitente ha sido uno de sus grandes aliados; ya lo hace como parte de su estilo de vida con asesoría de un nutricionista.

«Nadie sale a correr por mí, nadie va al gimnasio por mí. Cualquier método que te de una ayuda extra es válido, pero créeme que estos músculos y el abdomen fuerte son hechos a punta de pesas», concluyó.

En noviembre de 2021, Migbelis Castellanos habló en televisión acerca de los extremos a los que había ido con tal de lucir más delgada para representar a Venezuela en el Miss Universo: se cosió una malla supralingual que le impedía comer sólidos, además de que abusó de los laxantes.

Afortunadamente, logró superar estos problemas e, incluso, en mayo de 2019 expresó en su cuenta de Instagram: «Dejé de prestarle atención a lo que la gente decía de mí», en respuesta a quienes en ese entonces pretendían ofenderla al llamarla gorda.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!