La cantante estadounidense Madonna, cuyo álbum Madame X salió este viernes, desmintió en una entrevista publicada en Portugal los rumores que aseguraban que está planificando irse de Lisboa donde se instaló en 2017.

“No voy a irme de Lisboa”, afirmó la cantante al semanario portugués Visao con motivo de la salida del álbum 14 de su carrera, inspirado en sus experiencias artísticas en la capital portuguesa.

“Mi hijo todavía juega en el Benfica. Todavía tengo una casa allí, y hago idas y vueltas. Vivo en los aviones de TAP Air Portugal”, añadió la Reina del Pop, quien se mudó a Lisboa para permitir a David Banda, uno de sus cuatro hijos adoptados en Malaui, entrar a la academia de fútbol del Benfica.

Desde que se instaló allí varias polémicas han rodeado a la estrella; la última desató en marzo los rumores de que podía irse de la ciudad, según la prensa portuguesa.

El equipo de rodaje de uno de sus más recientes videos no fue autorizado a ingresar un caballo dentro de una mansión del siglo XIX en Sintra. Según varios medios, esta decisión no gustó a la cantante y amenazó con irse del país.