La artista estadounidense Madonna inició este domingo en Lisboa la gira europea para promocionar su disco Madame X.

El álbum fue ideado cuando residía en la capital de Portugal y está marcado por los sonidos del país, como el fado, y ritmos caboverdianos.

Con gran intimismo en el Coliseo de Lisboa, elegido por la cantante precisamente por tener un aforo menor al de otros lugares de la ciudad, comenzó la serie de espectáculos de la diva.

Madonna compartió en su perfil de Instagram las últimas pruebas de los guitarristas antes de subir el telón.

En Lisboa se harán 8 conciertos de Madonna, de 61 años de edad, el último de ellos el 23 de enero. Luego continuará la gira que la llevará por Londres y París y que concluirá a finales de marzo.

Antes pasó por Estados Unidos, donde llegó a cancelar tres conciertos en Boston a causa de molestias físicas.

Madonna confirmó en una entrevista a la revista Vogue la influencia que en su último trabajo tuvo la ciudad de Lisboa, donde residió desde el verano de 2017 hasta septiembre de 2019, después de que uno de sus hijos fue fichado por uno de los equipos de fútbol base del Benfica.