La actriz, de origen venezolano Andréa Burns se unió al elenco de la nueva versión de West Side Story, que dirigirá Steven Spielberg, para interpretar el papel de Fausta, informaron los responsables de la película este jueves.

La actriz nacida en Miami (Estados Unidos) y procedente de una familia venezolana es habitual en los musicales de Broadway (Nueva York), señaló el equipo de la nueva producción en un comunicado.

Entre sus trabajos más destacados se encuentra la interpretación del personaje protagonista en el musical ganador del premio Tony In The Heights y su papel como Carmen en The Nance.

También ha participado en representaciones sobre los escenarios de On Your Feet! y Songs for a New World, así como en las series de televisión Blue BloodsLaw and Order: Special Victims UnitKevin Can Wait y Jessica Jones.

Spielberg viajó a Puerto Rico a finales del año pasado para trabajar en la preproducción de la nueva versión de la galardonada película West Side Story (1961) y con el objetivo de contratar a una actriz puertorriqueña para hacer el papel protagonista de María.

«Una de las razones por las que estamos aquí es para que los actores nos guíen, representen a Puerto Rico y nos hagan sentir a ambos orgullosos», señaló Spielberg.

Tras un proceso de selección, la joven intérprete colombo-estadounidense Rachel Zegler, de 17 años, encarnará a María –el personaje que interpretó Natalie Wood en la exitosa cinta de 1961– y compartirá protagonismo con Ansel Elgort, que ya había sido confirmado anteriormente como Tony, el papel que en su día popularizó Richard Beymer.

«Es importante para nosotros que la historia sea bien auténtica, junto con las costumbres, la jerga y la vida coloquial de aquel tiempo», agregó Spielberg, quien además dijo que el escritor de la nueva cinta, Tony Kushner, elaboró un guion diferente al libro y la película original.

Inspirado en la historia de un Romeo y una Julieta modernos, West Side Story cuenta la rivalidad de las pandillas Jets y Sharks en el oeste de Nueva York durante la década de los años cincuenta del siglo pasado, y el romance imposible entre los protagonistas, Tony y María.

En esa primera adaptación al cine, el filme obtuvo 10 premios Oscar, incluidos los de Mejor Película y Mejor Director para Robert Wise, y Mejor Actriz de Reparto para la puertorriqueña Rita Moreno por su papel de Anita.