Foto Archivo

La película protagonizada por Jennifer López, Hustlers, causó polémica en el club Show Palace donde las strippers manifestaron su opinión sobre la cinta. El descontento se generó porque las trabajadoras no recibieron ningún tipo de compensación durante el rodaje, el cual mantuvo el local cerrado.

Durante la filmación de la película, las strippers no pudieron trabajar lo que al final les causó la pérdida de miles de dólares, informó Rolling Stone.

Las únicas empleadas que obtuvieron algún tipo de remuneración fueron las que tuvieron algún papel como extra y que cobraron por ese trabajo. Las strippers comenzaron a dar sus comentarios sobre la cinta a través de Twitter cuando algunos usuarios responsabilizaron a Jennifer López de la situación.

Hustlers explota el trasfondo de las bailarinas para rodar la mayor parte de la película. Jennifer López construyó una carrera a base de robar a las mujeres negras”, criticaron algunos usuarios en la red social.

Una empleada del club afirmó que a López “no le preocupan las bailarinas” y que por eso no va a “ver su basura de película”.

Hustlers está basada en un artículo de 2015 de la revista de New York Magazine en la que se narró cómo un grupo de strippers se organizaron para superar la crisis económica estafando a los banqueros de Wall Street.

La película se estrenó en el Festival de Cine de Toronto donde recibió buena recepción por parte de la crítica y el público. Jennifer López podría recibir una postulación al Oscar por su interpretación de Ramona.