Universal películas
Foto Archivo

Universal Studios quiere lanzar sus películas directamente por Internet en lugar de apostar por estrenos exclusivos en cines. Una decisión controversial que ha provocado que la mayor cadena de cines de Estados Unidos, AMC, amenace con no volver a proyectar cintas de la compañía.

“Este cambio radical por parte de Universal del modelo de negocio que existe actualmente entre nuestras dos compañías no representa más que un inconveniente. Es categóricamente inaceptable. De seguir adelante, AMC no licenciará ninguna de las películas de Universal en ninguno de nuestros 1.000 cines a nivel global“, alertó el presidente de AMC, Adam Aron, en una carta.

El directivo se refiere a unas declaraciones del presidente de NBCUniversal, Jeff Shell. El ejecutivo aseguró que “tan pronto como se vuelvan a abrir los cines”, esperan estrenar sus películas en salas pero también directamente en Internet.

“Queremos ser absolutamente claros, para que no haya ambigüedad de ningún tipo. AMC cree que con esta acción Universal está rompiendo el modelo de negocio y los acuerdos entre las dos compañías”, afirmó Aron.

Hasta ahora, la industria cinematográfica tenía un rígido sistema de “ventanas de distribución”. Este estipulaba 3 meses de plazo entre la exhibición en salas y la llegada de las películas a los hogares. Es un sistema que antes del streaming funcionó para los lanzamientos en DVD, VHS y otros formatos físicos.

“Cuando una película es ‘exclusiva en cines’, los consumidores perciben que es un entretenimiento de mayor calidad“, justificó el presidente de AMC.

“Innumerables cineastas y aficionados al cine creen que los consumidores disfrutan mejor de sus trabajos creativos en la pantalla grande. Y todos sabemos que esos estrenos teatrales aumentan la publicidad, el boca a boca, la aclamación crítica y los ingresos posteriores”, argumentó.

El conflicto

La polémica llega después de que Universal haya anunciado que el estreno por Internet de su cinta animada Trolls World Tour superó las expectativas y recaudó 100 millones de dólares.

Otros títulos estrenados en cines a comienzos de marzo estuvieron disponibles en Internet luego del cierre de cines por la pandemia. Las cintas tenían un precio medio de 20 dólares, el equivalente a algo más de dos entradas de cine en Estados Unidos.

Incluso los Oscar han modificado su reglamento, solo para este año, permitiendo concursar a cintas no estrenadas en cines.

Todos estos movimientos, en una industria cinematográfica todavía en “shock” por los efectos que pueda tener el coronavirus, dejan el camino abierto a reformar el sistema de ventanas de distribución. Esto implica acabar con el plazo entre la exhibición en salas y la llegada de las películas a los hogares.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo