emojis

Hace un par de meses la Real Academia Española (RAE) compartió algunas reglas para utilizar correctamente los emojis en textos, luego de recibir una consulta en su banco de dudas en Twitter.

«El uso de los emojis y los emoticonos es admisible en contextos informales o de carácter privado, pero no sería adecuado en un documento institucional o formal. En cualquier caso, se debe procurar siempre que su empleo no empobrezca el uso de la lengua», dice la RAE en su página web.

La institución establece que en caso de que el emoji abarque a todo el mensaje, habrá que colocarlo después del punto. Por ejemplo: «Me pareces lo peor. (EMOJI)». Ese sería el uso correcto.

En el caso de la sustitución de palabras, el emoji iría antes del punto: Por ejemplo: «Hoy es (EMOJI DE CALABAZA DE HALLOWEEN).». Y si afecta a una parte o solo a una palabra, habría que poner el emoji antes también. Ejemplo: «Perfecto (EMOJI DE BESOS). Nos encanta cómo has planeado todo».

El Observatorio de Palabras de la RAE define a los emojis así: «La voz emoji (pronunciada en español [emóji]) designa una pequeña imagen o icono digital que representa una emoción, objeto, idea, etc. Por resultar una vía de acomodación más fácil, se prefiere a la adaptación gráfica emoyi (que representa la pronunciación [emóyi])».

En ese sentido, el Observatorio de Palabras de la RAE también explica la diferencia entre emojis y emoticonos. «Los emojis son pequeñas imágenes o iconos digitales que representan una emoción, un objeto, una idea, etc. Los emoticonos son combinaciones de signos o letras del teclado con los que se representa una expresión facial que simboliza un estado de ánimo. Es habitual que emoticono se use también para referirse a los emojis, pero, en principio, son cosas distintas».


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo