Ópera Nacional de Paris

La Ópera Nacional de París anunció este miércoles la cancelación de sus representaciones hasta el 15 de abril. El anuncio se hizo después de que el Gobierno francés prohibiera esta semana las concentraciones de más de 1.000 personas por la epidemia del coronavirus.

Las óperas Manon (adaptada por primera vez en la Ópera de París) y Don Giovanni, que debían empezar el 13 y el 21 de marzo, respectivamente, se anularon, así como las representaciones del ballet George Balanchine y el espectáculo de la Escuela de Danza, según indicó la institución en un comunicado.

Se mantienen, en cambio, las actuaciones que se realizan en las salas alternativas del edificio de la Ópera Bastilla, el anfiteatro y el estudio, que tienen una capacidad para 500 y 230 personas.

«La Ópera Nacional de París espera tener la posibilidad de presentar al público las nuevas producciones que actualmente están en ensayo», indicó. Entre ellas se encuentran El oro del Rin y La valquiria, dos de las producciones más esperadas de 2020, dirigidas por el español Calixto Bieito.

A su vez, quedan en suspenso los espectáculos de ballet de Alan Lucien Øyen.

La dirección explicó que seguirá de cerca la evolución de la situación y devolverán el dinero a los espectadores que hayan comprado sus entradas.

La epidemia pone a la Ópera de París en una situación especialmente convulsa después de haberse visto obligada a anular todas sus representaciones desde el pasado 5 de diciembre y hasta finales de enero por la huelga de personal, que protestaba contra la reforma de las pensiones del gobierno francés.