Mary Higgins Clark
Foto Archivo

La escritora estadounidense Mary Higgins Clark, conocida como la reina del suspenso y una de las autoras que más libros vendió en el mundo, falleció a los 92 años de edad.

«Mary Higgins Clark, que seguía escribiendo hasta hace apenas un año, falleció rodeada de familiares y amigos», informó el viernes su editor, Simon & Schuster.

Desde su primer éxito, ¿Dónde están los niños?, en 1975, Clark escribió alrededor de 50 novelas, de las que vendió más de 100 millones de ejemplares.

«Era única. Nadie estuvo tan conectada con sus lectores como ella: los conocía como si fueran miembros de su propia familia. Sabía con certeza lo que querían leer y lo que no querían leer. Y aun así, conseguía sorprenderles con cada nuevo libro. Era la reina del suspenso», indicó en un comunicado Michael Korda, su editor durante mucho tiempo.

Nació en Nueva York, en El Bronx, el 24 de diciembre de 1927, en el seno de una familia modesta de origen irlandés. Mary Theresa Eleanor Higgins Clark explicó que se interesó por la escritura a la edad de siete años.

Siendo muy pequeña, su padre murió de un infarto y su madre tuvo que criar sola a los tres hijos. Esto obligó a Higgins a trabajar a los 15 años como telefonista en un hotel y luego como mecanógrafa.

Se casó a los 20 años con Warren Clark, con quien tuvo cinco hijos, pero muy pronto, a los 35 años, se quedó viuda.

Cinco niños que alimentar

Desde joven perdió a su hermano mayor, que también murió repentinamente de meningitis, y luego a su sobrino de 15 meses, que se cayó de una ventana.

Volvió a ser una mecanógrafa, pero seguía soñando con vivir de su escritura. Para mantener a su familia, la incipiente escritora intentó vender sus relatos cortos. Recibió hasta 40 cartas de rechazo de las editoriales hasta que consiguió ser publicada.

Después de empezar con relatos cortos, series para la radio y una biografía de George Washington, publicada pero sin éxito, se lanzó a la novela policíaca.

¿Dónde están los niños? fue un éxito desde su publicación y actualmente sigue reeditándose y se encuentra en su 75.ª edición. Su siguiente obra, Un extraño acecha (1977), la hizo millonaria.

Higgins pudo ser por fin una novelista reconocida, pero, para recuperar el tiempo perdido, se matriculó en la Universidad de Fordham, en Nueva York, donde obtuvo una licenciatura en Filosofía, su primer título universitario, a los 50 años de edad.

En 1987 tuvo el honor de presidir el Mystery Writers of America y, al año siguiente, el International Crime Congress, en Nueva York.

En 2000, Higgins sorprendió con Tres días antes de Navidad, una novela policíaca firmada con su hija Carol. Madre e hija publicarán otras cuatro.

Muchas de sus novelas de misterio fueron adaptadas a la televisión o al cine como ¿Dónde están los niños?, Un extraño acecha o Perseguida por toda la ciudad.

En sus memorias, Entre ayer y mañana (2003), asegura que escribirá hasta su muerte porque si «ganar la lotería hace feliz un año, hacer lo que se ama hace feliz toda una vida».