Elia Schneider
Foto Archivo

Elia Schneider, productora, cineasta y profesional del teatro, falleció este viernes 28 de agosto en su residencia en Los Ángeles. La noticia de su muerte conmocionó a diferentes figuras de la cultura venezolana, quienes acudieron a las redes sociales para lamentar su pérdida y enviar sus condolencias.

Mimi Lazo, reconocida actriz venezolana, informó a sus seguidores de la trágica noticia en Twitter: “Murió la querida y admirada Elia Schneider. Qué dolorosa noticia”, escribió.

Paulina Gamus, abogada, político y ntiguo miembro del extinto Congreso de la República también publicó la noticia en su perfil. “No quisiera tener que dar malas noticias pero hoy Venezuela perdió a una gran cineasta, realizadora teatral y promotora artística, la querida Elia Schneider. Abrazos para su mamá Ibis, su esposo José Ramón Novoa y su hijo Joel Novoa”, escribió.

Entre otras de las figuras de la cultura venezolana que se manifestaron al respecto está el escritor Héctor Manrique. “Hoy somos menos, murió Elia Schneider. Importante directora cinematográfica venezolana. Huelepega, Punto y Raya, Tamara y Sicario, son algunas de sus creaciones”, resaltó en Twitter.

Otro de los escritores que también lamentó su pérdida fue Leonardo Padrón: “Duele y sorprende la noticia de la muerte de Elia Schneider, una de nuestras cineastas más notables. No se puede con tanta mala noticia”, publicó.

Cine venezolano de luto

El crítico de cine venezolano, Sergio Monsalve, por su parte, también se manifestó al respecto: “Paz a los restos de Elia Schneider, directora de Huelepega, una de las películas más vistas de los noventa. Así como de Punto y Raya, Desautorizados y Tamara. Una especialista en dirigir actores. Cabeza de una familia de cineastas. Una de las mujeres importantes de nuestro cine”, afirmó.

Luis Fernández, quien protagonizó la cinta Tamara (2016), la última película de la cineasta, también publicó un extenso mensaje en su Instagram para despedirse.

“Elia Schneider no era fácil. Tímida, creativa, poco simpática y sin anestesia. De entrada eso nos hizo conectar, porque soy todas las anteriores también, y como Elia, sentimos un punto de orgullo en ello. Su extraordinario talento como directora la hacía luminosa en el set que tuve el privilegio de compartir con ella y su cinematográfica familia. En ese lugar de creación que nos hizo infinitamente felices, además de una gran película, se creó un vínculo indisoluble y profundo”, empezó.

Y continúa: “No soy bueno con despedidas, menos con homenajes póstumos y nostalgias (cosas que de seguro a Elia irritarían sobremanera). No soy bueno haciendo públicas mis emociones fuera de mi trabajo (cosa que Elia entendería perfectamente). Prefiero celebrarla hoy a ella y a su legado. Como mujer, esposa, madre e hija, roles por los que la vi navegar durante este tiempo compartido, más íntimo de lo que anticipamos; profesional de ética vertical y mano firme; creadora y contadora de historias en las que fui apenas una pieza. Siempre le estaré agradecido por haberme dado uno de los personajes de mi vida. Por haberme hecho parte de su intenso proceso. Mi abrazo a José Ramón y a Joel, y a su madre, mi querida Ibi. Lamento las películas que te quedaron pendientes, Elia”.

View this post on Instagram

Elia Schneider no era fácil. Tímida, creativa, poco simpática y sin anestesia. De entrada eso nos hizo conectar, porque soy todas las anteriores también, y como Elia, sentimos un punto de orgullo en ello. Su extraordinario talento como directora la hacía luminosa en el set que tuve el privilegio de compartir con ella y su cinematográfica familia. En ese lugar de creación que nos hizo infinitamente felices, además de una gran película, se creó un vínculo indisoluble y profundo. No soy bueno con despedidas, mucho menos con homenajes póstumos y nostalgias (cosas que de seguro a Elia irritarían sobremanera). No soy bueno haciendo públicas mis emociones fuera de mi trabajo (cosa que Elia entendería perfectamente). Prefiero celebrarla hoy a ella y a su legado. Como mujer, esposa, madre e hija, roles por los que la vi navegar durante este tiempo compartido, más íntimo de lo que anticipamos. Como profesional de ética vertical y mano firme. Como creadora y contadora de historias en las que fui apenas una pieza. Siempre le estaré agradecido por haberme dado uno de los personajes de mi vida. Por haberme hecho parte de su intenso proceso. Mi abrazo a José Ramón y a Joel, y a su madre, mi querida Ibi. Lamento las películas que te quedaron pendientes, Elia.

A post shared by Luis Fernandez (@luisfernandez14) on


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo