Once Upon a Time in Venezuela, el primer largometraje de Anabel Rodríguez Ríos, se estrenó en enero en el Festival de cine de Sundance | Foto John Marquez

A las orillas del Lago de Maracaibo, una de las zonas con mayores recursos petrolíferos del mundo, se alzó un pequeño pueblo de palafitos llamado Congo Mirador, famoso por tener una de las mejores vistas del Relámpago del Catatumbo. Orgullosos de su localidad y de su actividad pesquera, otrora prósperos, ahora sus habitantes intentan sobrevivir en medio de la sedimentación que los acecha, una lucha registrada en el documental Once Upon a Time in Venezuela (2020), el primer largometraje de Anabel Rodríguez Ríos y que compite en el Festival de cine venezolano.

La historia del pueblo se cuenta a través de dos figuras principales políticamente opuestas. Por un lado, Tamara Villasmil, coordinadora del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y ferviente seguidora de Hugo Chávez, presidente desde 1999 hasta su muerte en 2013. Luego de su partida, apoya a quien designó antes de morir, Nicolás Maduro. “Yo en esa tarjeta electoral no veo a Maduro ¿me entiendes? Veo a Chávez”, dice.

Once upon a time in Venezuela (2020)
Anabel Rodríguez Ríos
Género documental
99 minutos
Proyección: del 11 al 23 de septiembre
Conversatorio: 18 de septiembre a las 10:00 am. Para participar enviar un correo a formació[email protected]

Entradas en Trasnocho Cultural

Luego está la maestra Natalie, que intenta mantener abierto el único colegio de la localidad, donde asisten cada vez menos niños, y que está en contra del sistema actual, que amenaza con sacarla de la escuela.

El documental se adentra en la vida del pueblo, si es que la tiene, desde las elecciones parlamentarias de 2015 hasta ahora. El medio de comunicación principal es la televisión, donde se anuncian los comicios y comienza el trabajo de Villasmil, que intenta comprar votos con teléfonos, dinero y comida, entre otros favores. Pero la mayoría de los habitantes del Congo quería otro camino, que queda claro en la celebración entre las lanchas durante la noche del domingo 6 de diciembre cuando la oposición recuperó el Parlamento.

Cada uno, desde su trinchera, desea a toda costa que se logren sacar los sedimentos del agua, cada vez más contaminada, donde los peces muertos aparecen flotando de vez en cuando y las personas ponen sus casas sobre lanchas para buscar otro lugar.

Anabel Rodríguez Ríos captura el declive del pueblo con una gran cantidad de afecto y un buen ojo para la belleza natural

—The Hollywood Reporter

Uno de los habitantes canta el bolero “La noche de tu partida” de Oswaldo Espinoza: Llegó la noche fatal / noche de agonía para mi soñar / noche, noche de partida / te marchas muy lejos sin volver atrás. Y no es casual, porque Once Upon a Time in Venezuela es la crónica de una derrota, de las consecuencias de la corrupción, y del abandono, primero de las autoridades y luego de los habitantes, que migraron inevitablemente, porque no tenían otra opción.

El documental, que se rodó durante cinco años, se estrenó el 27 de enero el Festival de Cine de Sundance. Su recorrido incluye siete festivales internacionales entre los que destacan el Festival Internacional de Cine Documental de Canadá Hot Docs, el mayor festival de cine documental de Norteamérica; y el Festival de Cine de Málaga, en España.

Tiene previsto participar en el Hot Springs Documentary Film Festival y en el Festival Internacional de Cine Documental de Ámsterdam, la cita más importante del cine documental del mundo.

En España la distribución está a cargo de Elsurfilms; en Colombia, por su parte, está en manos de DocCo. Una versión más corta formará parte del espacio Witness de la televisora Al Jazeera. El estreno en Venezuela está previsto para noviembre y será distribuido por Gran Cine.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo