Foto Getty Images

Keanu Reeves escogió la capital de São Paulo ubicada en Brasil como el escenario de Conquest, su nuevo proyecto para Netflix en el que será actor y productor.

La serie tiene lugar en un futuro distópico en el cual un grupo de seres humanos necesitará buscar refugio en la ciudad brasileña.

En la noche del domingo 18 de agosto se produjo un apagón en el centro de São Paulo que causó extrañeza en los habitantes de la ciudad. La causa del incidente fue el trabajo de Reeves, quien necesitaba la ciudad a oscuras para grabar una escena.

Los residentes declararon al diario brasileño Folha que el apagón comenzó alrededor de las 8:00 pm. Cuando llamaron al ayuntamiento, se les informó que la falla era por la filmación de Conquest.

El periódico brasileño obtuvo información por parte de la Seguridad Pública de São Paulo, que confirmó que no se registraron robos en la  región el domingo durante el apagón.

La Guardia Civil Metropolitana y la Policía Militar de la ciudad acompañaron el área durante el tiempo de filmación para evitar incidentes mientras se restituía el servicio eléctrico.

Reeves será el productor de Conquest, serie dirigida por Carl Rinsch que se graba en Brasil.

Los habitantes no sabían que se interrumpiría el servicio eléctrico por las filmaciones que tuvieron lugar en el centro de São Paulo.

Los residentes de la zona se alteraron por la situación y por la falta de información. Solicitaron a la Policía Militar que resolviera la falta de electricidad. La confusión aumentó cuando los fuegos artificiales iluminaron el cielo como parte de la escena.

Un breve adelanto de la sinopsis confirmó la ciudad de São Paulo será retratada como un refugio humanitario en la serie.