Kanye West

Una semana después de que el rapero Kanye West publicase su disco de temática religiosa Jesus Is King, todas las canciones que componen ese trabajo figuran en el Hot 100 de Billboard, la principal lista de popularidad musical en Estados Unidos.

Además, el disco también debutó en el número uno de la lista de álbumes Billboard 200.  West igualó el récord de Eminem de nueve lanzamientos consecutivos estrenados en el número uno, informó Billboard.

El tema «Follow God» se posicionó como el más escuchado de los once que completan el disco. Llegó hasta el puesto siete de la lista de canciones.

Es la decimoctava vez que el cantante llega al Top 10 a lo largo de su carrera, un hecho con el que se posicionó como el quinto rapero con más temas que llegaron a este selecto listado, liderado por Drake (35), Lil Wayne (24), Eminem (21) u Jay-Z (21).

Al mismo tiempo, con las 11 canciones en el Hot 100 de Billboard, West cuenta ya en 107 los temas que han entrado en la lista completa, por detrás de los 109 de Elvis Presley, 163 de Lil Wayne, 205 de Drake y 207 de los temas del reparto de la serie musical Glee.

Deriva religiosa

West, icono de la cultura pop y esposo de Kim Kardashian, lanzó el disco religioso que combina el rap y el gospe después de varios retrasos porque no estaba satisfecho con los arreglos de la publicación.

«Ahora que estoy sirviendo a Cristo, mi trabajo es propagar el gospel, dejar que la gente sepa lo que él ha hecho por mí», dijo el cantante sobre su nuevo trabajo en una entrevista con el programa de Apple Music, Beats 1.

Entre los temas figuran títulos como «Jesus is Lord», «Closed on Sunday» y «Follow God».

La deriva religiosa del polémico rapero, que ha protagonizado escándalos con la estrella Taylor Swift y que apoya al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya fue anticipaba por él mismo anteriormente cuando anunció que era un «cristiano renacido» y que acudiría a misa todos los domingos.

«Estoy haciendo saber lo que Jesús ha hecho por mí. Por ello ya no soy un esclavo, ahora soy un hijo, un hijo de Dios. Soy libre», aseguró West.