En la primera declaración  de Johnny Depp en el juicio por difamación contra su ex esposa Amber Heard, el actor aseguró que nunca abusó de ella, sino que él fue víctima de sus ataques, informó la revista People, que accedió a los documentos. También señaló que la mujer se «pintó» moretones para obtener en 2016 una orden de alejamiento temporal. 

«He negado vehementemente las acusaciones de la señora Heard desde que las hizo por primera vez en mayo de 2016, cuando fue al juzgado para obtener una orden de alejamiento temporal con moretones pintados que los testigos y las cámaras de vigilancia demostraron que no tenía la semana anterior», expuso Depp. Añadió que él jamás abusó de ella «ni de ninguna otra mujer».

«Ella fue la perpetradora y yo la víctima», expresó.  Y agregó: «Mientras combinaba las anfetaminas recetadas y las drogas no recetadas con alcohol, la señora Heard cometió innumerables actos de violencia doméstica contra mí, a menudo en presencia de algún testigo, que en algunos casos me causaron daños corporales graves».

En la declaración, el actor afirmó que Heard lo «golpeó, le dio un puñetazo y una patada». Manifestó asimismo que ella frecuentemente le lanzaba objetos «como botellas pesadas, latas de refrescos, velas encendidas, controles remotos de televisores y latas de disolvente de pintura», que lo habrían herido gravemente. 

Depp dijo que después de haberse casado (2015) le pidió a la actriz que firmara un acuerdo posnupcial. «Ella se volvió loca y comenzó a tirarme botellas», aseguró. «La primera botella pasó cerca de mi cabeza y falló, pero luego arrojó una gran botella de vodka de vidrio», agregó.

 El actor dijo que la botella golpeó un mueble donde él apoyaba una mano y le rompió un dedo. «Tuve que someterme a tres cirugías para reconstruirlo», afirmó. «Temí perder el dedo, el brazo y la vida», añadió.

La defensa de la actriz

El abogado de Heard, Eric George, negó las acusaciones contra su representada.»La evidencia en este caso es clara: Johnny Depp golpeó repetidamente a Amber Heard», dijo.

«Los intentos cada vez más desesperados del señor Depp y sus habilitadores para revivir su carrera iniciando un litigio sin fundamento contra tantas personas que una vez estuvieron cerca de él (sus abogados, ex gerentes y su ex cónyuge), no engañan a nadie», agregó.

En 2016, Depp dijo que buscó el divorcio luego de encontrar heces en su cama. «Después de retirarme de la presencia de la señora Heard en el penthouse, el 21 de abril de 2016, a la mañana siguiente, la señora Heard o una de sus amigas defecaron en mi cama como una especie de broma enferma antes de irse juntas a Coachella», escribió.

El actor reclamó que la actriz había admitido ante el administrador de su finca «que las heces eran solo una broma inofensiva».

Heard y Depp se casaron en 2015. En mayo de 2016 ella lo acusó de abuso y él lo negó. En 2017 acordaron el divorcio fuera de tribunales por 7 millones de dólares, los que posteriormente fueron donados por ella a instituciones de caridad. Ambos actores firmaron acuerdos de confidencialidad que les impiden discutir su relación públicamente.

En diciembre de 2018 ella escribió un artículo de opinión para The Washington Post en el que describió ser una víctima de violencia doméstica. Depp la demandó por difamación. Si bien ella nunca mencionó a Depp por su nombre, la demanda del actor calificó de «engaño» las acusaciones en su contra.