Aunque en estos tiempos las selfies son comunes, para ciertos celebridades que no acostumbran a fotografiarse al lado de sus fans no es así. Tal es el caso de Jim Carrey, quien se niega rotundamente a retratarse con sus más fieles seguidores, a pesar del gran amor que este les tiene.

Muchos pensarán que, como la gran estrella de cine que es Jim, tomarse selfies con sus admiradores es parte de su trabajo como famoso, pero el protagonista de La máscara reveló en una entrevista para The Hollywood Reporter, el motivo principal por el cual no se detiene a tomarse la foto del recuerdo, especialmente cuando se trata de una selfie.

«No espero complacer a todo el mundo. No soy desagradable con la gente, pero me gusta más saludar e interesarme por la otra persona», confesó el actor de 57 años de edad.

Al ser criticado sobre cuál era su problema con las selfies, este contestó: «Detienen la vida. Haces un gesto y luego se sube a Instagram para dar a las personas una falsa sensación de relevancia».

Mientras trataban este tema, Carrey recordó al fallecido cofundador de Apple, Steve Jobs: «Todo el mundo estaba tan entusiasmado con él, pero me lo imagino en el infierno huyendo de demonios que quieren una selfie«.

Estas declaraciones por parte del actor no son de gran sorpresa, pues en los últimos años el ganador del Golden Globe ha acaparado las miradas con los comentarios políticos de sus pinturas, que lo llevaron a meterse en una pelea de Twitter con la nieta de Benito Mussolini, así como también con el mandatario estadounidense Donald Trump. Pero Jim no es el único actor que toma sus precauciones respecto a las selfies y fotografías con sus fanáticos, también su colega Keanu Reeves, quien al fotografiarse con sus fans u otras personas nunca toca a las mujeres para evitar cualquier situación incómoda.

Semanas atrás, los usuarios de Twitter descubrieron que el protagonista de Matrix tiene un extraño comportamiento cuando es abordado por sus fanáticas para tomarse la foto del recuerdo, puesto que este no tiene contacto físico con ellas.

Aunque el actor simula que rodea con su brazo la cintura de la mujer, en realidad ni siquiera la toca. Es el mismo trato que tiene tanto para sus fans como para cualquier persona o celebridad.

Los usuarios de las redes sociales señalaron que la estrella de cine es precavida y trata de evitar cualquier situación polémica que se le pueda presentar en un futuro.