Hijos de la revolución

La película Hijos de la revolución fue escogida como parte de la selección oficial del Festival Brightligh Film, que se celebra este 26 de junio en Los Ángeles.

En mayo, Hijos de la revolución se alzó con el premio a Mejor Film Latino en la 14 edición del Latino and Native American Film Festival (LANAFF), que se celebró en la Universidad Estatal del Sur de Connecticut, Estados Unidos.

Un mes antes, el filme de Carlos Caridad Montero formó parte de la sección oficial del en el Festival de Cine Latino de Chicago, que se celebró del 11 al 22 de abril en la ciudad estadounidense.

La película, que aún espera el certificado de obra nacional, narra la historia de dos jóvenes de diferentes clases sociales y económicas, unidos por una coincidencia histórica: ambos nacieron la noche del 4 de febrero de 1992, cuando un intento de golpe de Estado alteró el rumbo de su país. Su relación amorosa se entrelaza trágicamente con los altibajos de la revolución venezolana.

Amaury Mogollón, productor del largometraje, expresó su satisfacción por el reconocimiento internacional que ha recibido Hijos de la revolución en festivales y anunció próximas proyecciones en ciudades del mundo.

«Desde la producción de la película, estamos muy contentos con los resultados obtenidos y no tengo la menor duda de que en las próximas semanas continuaremos dando muy buenas noticias sobre el recorrido de Hijos de la revolución«, informó Mogollón en  declaraciones recogidas en la página web de la película.

Sobre la falta de respuesta del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) para certificar la película y permitir su proyección en las salas de cine del país, Mogollón aseguró que siguen insistiendo para obtener el certificado de obra nacional.

«Seguimos insistiendo en obtener la certificación del CNAC para que todas las familias venezolanas puedan acudir a las distintas salas de cine a ver Hijos de la Revolución. Estoy seguro de que muchos se sentirán muy identificados con este filme que relata 25 años de historia venezolana», afirmó.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!