Weinstein investigadores
Foto Archivo

Harvey Weinstein defendió el jueves su uso de investigadores privados, que supuestamente trataron de silenciar a sus acusadoras diciendo que lo hizo «para días como este».

La declaración surgió mientras el ex productor de Hollywood salía de su juicio en Nueva York cuando se le preguntó por qué contrató a Black Cube. Los fiscales dicen que la firma de investigadores usó identidades falsas para reunirse con periodistas y rastrear a las acusadoras. De esta forma querían impedir la publicación de historias sobre los supuestos delitos sexuales de Weinstein.

El jurado escuchó el jueves el testimonio sobre el acuerdo con Black Cube de un abogado que ayudó a arreglarlo. Weinstein contrató la firma de investigadores en 2017 después de que reporteros de The New Yorker y The New York Times investigaron su comportamiento con mujeres.

Esas historias publicadas en octubre de 2017 iniciaron el movimiento #MeToo por el que decenas de mujeres salieron a denunciar a figuras prominentes como Weinstein.

El jurado vio en un correo de Weinstein a alguien en Black Cube que decía: «Las banderas rojas son de interés». Para los fiscales era una referencia para nombres marcados con rojo para identificar a las acusadoras.

Los nombres incluían a la actriz Annabella Sciorra, quien testificó la semana pasada que Weinstein la sometió y la violó después de entrar a la fuerza en su apartamento.

A la fuerza

Weinstein, de 67 años de edad, recibió una demanda por practicarle sexo oral a la fuerza a Mimi Haleyi en 2006, quien trabajaba en aquel entonces como asistente de producción de Project Runway. También se le acusa de violar a otra aspirante a actriz en 2013. Esa mujer podría testificar el viernes.

Weinstein insiste en que todas sus relaciones sexuales han sido consensuadas.