Prado

El Triángulo del Arte de Madrid, formado por el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza y el Reina Sofía han experimentado una fuerte caída en junio por las medidas de aforo reducido y medidas de distanciamiento social adoptadas para combatir la pandemia.

La caída era de esperar, ya que las tres principales pinacotecas de España reabrieron el pasado 6 de junio con fuertes medidas de seguridad para garantizar la visita y sin visitantes extranjeros, que suponen más de la mitad de sus usuarios.

La caída más acusada es la del Reina Sofía que del 6 al 30 de junio de este año ha tenido 13.133 visitantes en su sede principal, donde está alojado el Guernica y el grueso de su colección, mientras que el mismo periodo de 2019 tuvo 113.779 visitantes.

El museo reabrió el 6 de junio solo con una parte de su recorrido, la que acoge las piezas más importantes, como la obra central de Picasso, y otras salas referentes, como las dedicadas a Dalí. Ha ido sumando espacios a su recorrido durante las últimas semanas.

El Museo del Prado también ha pasado de recibir 295.285 visitantes en junio de 2019 (mes completo), a recibir 41.358 visitantes del 6 al 30 de junio. La pinacoteca ha reabierto solo una cuarta parte de su recorrido y lo ha hecho con Reencuentro, una exposición única que agrupa sus obras más importantes.

Esta semana anunció que amplia su aforo de 1.800 visitantes al día a 2.500, lo que permitirá que la exposición sea vista por más personas.

El Thyssen-Bornemisza es el que menos cae. A diferencia de los otros dos, el museo reabrió el total de sus instalaciones, aunque con aforo reducido tal y como marcaba el programa de fases de desescalada del Gobierno. De los 63.378 visitantes que recibió en junio de 2019 ha pasado a recibir 25.079 (del 6 al 30 de junio).

En esta fuerte caída influye por un lado la frenada en seco del turismo internacional, que en el caso de los tres museos supone más de la mitad de sus visitantes, pero también la del turismo nacional, que hasta que acabó el estado de alarma (22 de junio) no se ha podido reactivar y todavía es poco importante.

Las tres pinacotecas han reconocido que el cierre de casi tres meses durante la pandemia ha supuesto pérdidas millonarias en sus cuentas -7 millones de euros en el caso del Prado y el Thyssen-, pero también reconocen que la visita ahora, con menos gente, es una oportunidad única para disfrutar de nuevo de los museos españoles.

Los visitantes pueden visitar Reencuentro en el Prado, mientras que el Reina y el Thyssen han prorrogado durante el verano la mayoría de las exposiciones que tuvieron que cerrar por la pandemia. Los datos de visitantes han sido facilitados por las tres pinacotecas.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo