Festival Viña

La organización del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar decidió sustituir la tradicional alfombra roja por un evento a puerta cerrada debido a la grave crisis que vive el país austral.

«La gala, que tradicionalmente se realizaba el viernes anterior al certamen musical, será reemplazada este año por un programa de televisión que transmitirá el lanzamiento del evento», indicó en un escueto comunicado.

El espectáculo inaugural se celebrará en «un espacio desprovisto de alfombra roja» en el interior de un lujoso hotel. Contará con un número «reducido» de invitados que tienen que ver con los 61 años de historia del festival.

Desde que estallaron las protestas en octubre han surgido rumores sobre una posible cancelación del certamen. El festival se realizará del 23 al 28 de febrero en esta ciudad que se encuentra a alrededor de 110 kilómetros de Santiago.

Participación

Entre los artistas que actuarán este año están el puertorriqueño Ricky Martin -que participará en el evento por sexta vez-; la chilena Mon Laferte; el español Pablo Alborán y la banda estadounidense Maroon 5.

La crisis, la más grave desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), ha causado al menos 27 fallecidos y miles de heridos, además de episodios de violencia extrema con saqueos e incendios y denuncias de organismos internacionales contra las fuerzas de seguridad por presuntas violaciones de los derechos humanos.

Las manifestaciones, que comenzaron en respuesta a un aumento en la tarifa del Metro y se convirtieron en un clamor contra la desigualdad, han perdido fuerza, pero sigue existiendo descontento en las calles. La crisis parece lejos de solucionarse, pese a las medidas sociales anunciadas por el gobierno y al plebiscito sobre una nueva Constitución.

El estallido social causó la suspensión de importantes eventos internacionales como el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y la Copa Liberadores de Fútbol.