El artista mexicano estadounidense Jesús Melgoza, conocido como Chuy Bravo, murió este sábado a los 63 años de edad, informó la página especializada TMZ.

El actor, recordado por su participación en el show Chelsea Lately de Chelsea Handlder entre los años 2007 y 2014, se encontraba visitando a su familia en Ciudad de México y el sábado fue hospitalizado con un fuerte dolor de estómago. Sin embargo, aún no ha sido revelada la causa exacta de la muerte.

Bravo, el más joven de siete hermanos, nació en Michoacán y migró a Estados Unidos a la edad de 15 años. Comenzó su carrera de actuación en la década de los noventa. Trabajó en Tiptoes (2003), The Honeymooners (2005), Piratas del Caribe: En el fin el mundo (2007) y The Sex Trip (2016), entre otras producciones.

En 2012 reveló que tuvo cáncer de próstata, pero que había sido diagnosticado a tiempo y pudo superar la enfermedad.

El artista, que medía 1,30 m, también será recordado por su actividad social. Fundó Little Nugget Foundation, que proveía en su pueblo natal, Tangancicuaro, comida y ropa a personas que se encontraban luchando con el alcoholismo. Asimismo, creó la Bravo Academy en Los Ángeles, enfocada principalmente en ayudar a la comunidad latina de Hollywood a participar en proyectos de teatro, cine y televisión.

Bravo cumplió años el 7 de diciembre y Chelsea Handler lo felicitó por Instagram, con su acostumbrado humor, pero dejando de manifiesto sobre todo con el gran cariño que sentía por él.

Al enterarse de su fallecimiento, la comediante le dedicó unas emotivas palabras en la misma red social, en la que manifestó al lado de un collage de fotos juntos que nunca olvidaría todos los momentos compartidos. «¡I love you Chuy!«, finalizó el post.

View this post on Instagram

I loved this nugget in a big way, and I took great pleasure in how many people loved him as much as I did and do. @chuybravo gave us so much laughter and I’ll never forget the sound of his laughter coming from his office into mine. Or his “business calls” with his “business manager,” or his shoe rack with all his children-sized shoes. I’ll never forget him coming to Christmas with my family one year in the Florida keys, and when my niece who was 5 or 6 at the time—saw him, she ran in the other direction saying she was scared. My sister and I were mortified and were apologizing to Chuy, who told us,”it’s ok, lots of little kids get scared when they see big kids coming their way.” I love you, Chuy!

A post shared by Chelsea Handler (@chelseahandler) on