Tres inéditos guiones de Stanley Kubrick han salido entre el material que contienen los archivos del director estadounidense, custodiados en la Universidad de las Artes de Londres.

Los textos llevan por título Married Man (Hombre casado), con 35 páginas escritas y anotaciones a mano en los bordes; The Perfect Marriage (El matrimonio perfecto), de siete páginas; y Jealousy (Celos), con 13 páginas de material escrito a mano.

De acuerdo con el diario The Guardian, las obras inconclusas tratan temas sobre los problemas maritales, los celos y el adulterio. Fueron escritos entre 1954 y 1956, fechas que coinciden con la relación que mantuvo Kubrick con la actriz y bailarina de origen austríaco Ruth Sobotka, quien fue su esposa durante dos años (1955-1957).

Married Man comienza con una reflexión acerca de la vida de casado: “El matrimonio es como una larga comida cuyo postre se sirve al principio. ¿Te imaginas los horrores de vivir con una mujer que se ata a ti como una ventosa de goma cuya vida entera gira en torno a ti, mañana, mediodía y noche? Es como ahogarse en un mar de plumas. Adentrándote más y más en las profundidades suaves y sofocantes del hábito y la familiaridad”.

Nathan Abrams, profesor de cine en la Universidad de Bangor (Reino Unido) y autor de varios libros sobre el director, dijo al diario español El País que los textos encontrados son “tratamientos de guion, ideas en desarrollo”.

“Estos descubrimientos nos dicen que Kubrick estaba trabajando en más ideas de lo que sabíamos. Si se suman a ello Atraco perfecto o Ardiente secreto, nos damos cuenta de que le interesaba hacer películas sobre estos asuntos todavía más de lo que creíamos”, agregó.

Kubrick solo llegó a filmar 13 películas y tres cortometrajes documentales. Las razones son que nunca realizó un largometraje que no le apasionara y porque necesitaba de varios años para preparar sus producciones, pues era muy minucioso. Por eso dejó hasta 15 proyectos sin rodar.

Pero la cantidad de cintas que estrenó fue sucifiente para convertirlo en uno de los directores más importantes e influyentes de la historia del cine. Entre sus filmes destacan clásicos como Senderos de gloria (1957), Espartaco (1960), 2001: Una odisea del espacio (1968) La naranja mecánica (1971) o El resplandor (1977).