Foto ElíasCrespín.Net

El artista Elías Crespín empezó a trabajar en su primer diseño en 2002. 18 años después, el caraqueño está listo para exhibir una obra cinética en el Palacio de Louvre, París. Esto a propósito de los 30 años de la inauguración de la pirámide que da la bienvenida a los visitantes del museo.

Con la L’Onde du Midi, Elías Crespín se convertirá en el primer latinoamericano vivo en ingresar al Louvre. Expondrá en la escalera del Midi, en la esquina suroeste de la cour Carrée, invitado por la institución. Se trata de una escultura móvil hecha de 128 tubos de metal. Está suspendida por hilos y accionada por motores para crear una coreografía sutil que se desarrolla en varias figuras. «Ofrece al visitante una parada contemplativa en su viaje por el museo, convirtiéndose en el teatro de un ballet silencioso», señala el célebre museo en el catálogo elaborado para sus visitantes.

El artista eligió la prestigiosa escalera diseñada por los arquitectos de Napoleón I, Percier y Fontaine, para instalar una obra cinética dentro de la columnata.

«Este ambicioso proyecto es una continuación de la historia del Palacio del Louvre, que desde su creación ha sido un escenario arquitectónico ideal para encargar decoraciones pintadas o esculpidas a artistas vivos», asegura el museo en su página web.

«Inscribir a la Onde du Midi en la arquitectura del museo permite volver a conectar con la historia del palacio, cuya decoración siempre ha reflejado las artes de su tiempo», concluyó el Museo de Louvre en su sitio web.

La obra de Elias Crespin, Onde du Midi, estará expuesta del 25 de enero de 2020 al 25 de enero de 2021.