AFP / Getty Images

Doce días fue lo que duró el quinto matrimonio de Pamela Anderson… aunque, la verdad, nunca comenzó.

El sitio especializado The Hollywood Reporter informó este lunes que la actriz de la serie de televisión Baywatch y el productor de Batman y Nace una estrella, Jon Peters, decidieron separarse después de la ceremonia del 20 de enero en la que se casaron en Malibú.

Pero el matrimonio nunca fue válido, pues la pareja nunca legalizó la unión.

«Estaremos muy agradecidos por su apoyo mientras nos tomamos un tiempo para reevaluar lo que queremos de la vida y del otro», dijo Anderson, de 52 años de edad, en un comunicado enviado a The Hollywood Reporter.

«La vida es un viaje y el amor es un proceso», añadió. «Con esa verdad universal en mente, hemos decidido mutuamente posponer la formalización de nuestro certificado de matrimonio y poner nuestra fe en el proceso».

La separación fue abrupta, según The Hollywood Reporter, que informó que Anderson buscaba irse a su natal Canadá el sábado.

La actriz estuvo casada antes con los roqueros Tommy Lee -con quien tiene dos hijos- y Kid Rock, y dos veces con el jugador de póquer Rick Salomon.

Más recientemente salió con la estrella de fútbol francés Adil Rami.

Peters, un ex estilista de cabello, cobró importancia en Hollywood gracias a un romance de alto perfil con Barbra Streisand, y luego produjo su versión de Nace una estrella de 1976.

Posteriormente, supervisó las películas de Batman de Tim Burton en las décadas de los ochenta y noventa, y llevó a otro ícono de cómics de DC a la pantalla grande en Superman regresa en 2006.

Peters conoció a Anderson en la mansión Playboy en los ohenta y le propuso matrimonio poco después, según la prensa especializada.