El actor estadounidense Jeff Daniels
Foto| EFE

El actor estadounidense Jeff Daniels interpretará a James Comey en una miniserie basada en el libro de memorias A Higher Loyalty: Truth, Lies and Leadership (2018) escrito por el ex director del FBI.

CBS Television Studios anunció este lunes en un comunicado que este proyecto para la pequeña pantalla, todavía sin título, tendrá cuatro horas de duración.

Está previsto que la serie comience a rodarse en noviembre, pero por ahora no hay fecha de estreno.

Billy Ray, nominado al Oscar al Mejor Guion Adaptado por Captain Phillips (2013), escribió y dirigirá esta serie.»Jeff es perfecto para este papel», dijo el realizador.

«Un gran actor, integridad inmediata, un montón de calidez, inteligencia, complejidad y seriedad. Hablamos entre bastidores después de verle en To Kill a Mockingbird en Broadway; supe que era la única persona que podría interpretar a Jim Comey. Por suerte para mí, dijo que sí», añadió.

Veterano y muy respetado actor en la industria estadounidense, Daniels ha aparecido recientemente en series como The Newsroom, Godless o The Looming Tower.

¿Quién es James Comey?

James Comey trabajó como director del FBI entre 2013 y 2017. Fue despedido por el presidente estadounidense, Donald Trump, después de que, según el ex funcionario, se negara a jurarle lealtad en la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016, que él lideraba.

La publicación de A Higher Loyalty en abril desde 2018, donde Comey retrata a Trump con un jefe de la mafia obsesionado con la lealtad de sus subalternos, llevó a una nueva guerra de insultos entre el ex director del FBI y el mandatario estadounidense.

«James Comey es un probado soplón y mentiroso. Virtualmente todo el mundo en Washington pensaba que debía ser despedido por el trabajo horrible que hizo hasta que, de hecho, lo despidieron. Filtró información clasificada, por lo que debería ser procesado. Mintió al Congreso bajo juramento», aseguró Trump.

Previamente, Comey recibió duras críticas por su gestión de la investigación que el FBI sometió a la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton por el uso que hizo de servidores de correo privados para tratar asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado (2009-2013).