El live-action de Aladdin de Disney podría tener una secuela, lo que la convertiría en la primera de las recientes películas a imagen real de la compañía en tener una continuación.

La información la dio a conocer Dan Lin, que participó como productor de la exitosa cinta basada en el clásico de animación de 1992.

«Cuando hicimos la película, queríamos hacerla lo mejor posible y dejar que el público nos dijera si quería más. Creo que ha quedado bastante claro que hay ganas de más. Han visto esta película varias veces», dijo Lin.

«Tenemos cartas de los fanáticos que fueron a verla y luego volvieron para llevar a sus amigos o a su familia», agregó el productor en declaraciones al sitio web MovieWeb.

«Sentimos que estos personajes tienen más aventuras por contar», aseguró el productor. «Al igual que con Aladdin, no será un remake directo de ninguna película que se haya hecho antes, así que estamos viendo cuál es la mejor manera de proceder con estos personajes».

El productor señaló que el nuevo proyecto podría basarse en alguna de las dos secuelas lanzadas en formato de video para televisión que continuaban la historia de la película original llamadas El retorno de Jafar (1994) y El rey de los ladrones (1996).

Aladdin y El rey de los ladrones (1996)

«Estamos explorando lo que se hizo en el pasado, incluidas las películas lanzadas en VHS, y hay mucha historia que contar con ese material», dijo Lin acerca de la secuela de la película dirigida por Guy Ritchie.

El live-action de Aladdin se estrenó este año. Con Will Smit interpretando a un grandioso genio y Mena Massoud entre su reparto, recaudó más de mil millones de dólares en la taquilla internacional.

Aladdin: el regreso de Jafar (1994) de Walt Disney Television Animation y dirigida por Tad Stones