It Chapter Two

Andy Muschietti, director de la cinta It: Chapter Two, afirmó que el payaso macabro Pennywise tiene mucho en común con una figura de la vida real. Se trata del presidente Donald Trump.

Pennywise es un payaso asesino que acecha en alcantarillas y se alimenta del pánico de los niños. Es quizás la creación más malvada que haya surgido de la mente creativa de Stephen King.

«Él hace exactamente lo que hace el payaso», dijo a la AFP. «El payaso está tratando de dividir a ‘Los perdedores’ todo el tiempo, de ponerlos en contra entre ellos y debilitarlos», sostuvo.

Para finalizar sus polémicas declaraciones, agregó: «Así es como vence, trata de dominarlos y destruirlos».

Trazar paralelismos entre este ícono del terror y el presidente de Estados Unidos seguramente sorprenderá a muchos. Pero más allá del paralizante histrionismo de Pennywise, la novela de King ya era una exploración de las oscuras entrañas de ese país. Muschietti cree que la cinta trata temas siniestros, pero trágicamente reales, como el abuso conyugal y el incesto.

La secuela It: Chapter 2, que se estrena este viernes en salas venezolanas, recorre las partes finales de la novela. Los niños, que ahora han crecido y tienen vidas exitosas fuera de su pequeña ciudad, deben regresar allí para enfrentarse a un resurgido Pennywise.

La cinta recrea una famosa escena de la novela en la que un joven gay sufre un salvaje ataque homofóbico por parte de una pandilla. Esto se basó en un incidente de la vida real en Bangor, una ciudad del estado de Maine, donde vive King.

Una popular adaptación de la novela como miniserie de TV en 1990 la había omitido, pero Muschietti consideró que la escena era crucial para hacer una película que está conectada con los tiempos actuales.

«Vivimos en una cultura de miedo, con líderes que intentan dividir a la gente, para controlarnos, dominarnos y hacer que nos enfrentemos entre nosotros», afirmó el realizador.

Muy respetuoso

Por supuesto, King no pudo pretender hacer la analogía de Muschietti en 1986, el año de publicación de It, pese a que este abierto crítico de Trump creó para su novela previa, La zona muerta (1979), el personaje de un outsider populista destinado a ocupar la presidencia de Estados Unidos.

Muschietti contó que el maestro del terror fue un apoyo a la dirección de las adaptaciones cinematográficas, e incluso hizo un cameo en la secuela. «Es muy respetuoso con las adaptaciones», dijo el realizador, que mostró el guión a King antes del rodaje.

«En realidad fui yo quien se acercó a él», reveló. La experiencia estuvo lejos de parecerse a la de Stanley Kubrick, cuya adaptación de la novela El resplandor en 1980 le valió férreas críticas de King por alejarse de la trama original. «Se sintió insultado, pero ha cambiado mucho desde entonces», opinó Muschietti.

Una mejor historia 

Muschietti dijo que su propia forma de trabajar ha cambiado mucho desde su exitosa película de 2013, Mamá. Dicha cinta, al igual que It 2, fue producida por su hermana Barbara y protagonizada por Jessica Chastain.

«Aprendí a relajarme un poco más y disfrutar el proceso, que es algo que no hice en mi primera película, comprensiblemente, supongo», aseguró.

En 2017, It cosechó 700 millones de dólares, y se convirtió en la película de terror más taquillera de todos los tiempos. La secuela, según Muschietti, contó con un presupuesto de entre 60 y 70 millones de dólares.

Algunos pronósticos creen que la recaudación de taquilla de It: Chapter Two puede alcanzar los 1.000 millones, lo que aumenta la presión del cineasta.

«No quiero pensar demasiado en eso, prefiero tener expectativas bajas para empezar», dijo, antes de admitir que la duración de casi tres horas de la cinta es más ambiciosa. «Es más grande, es una historia más larga y más rica, es un poco más intensa en cada escena… es como una puñalada en el corazón», concluyó.