Glück
Louise Gluck recibió en 2014 el National Book Awards en Nueva York | Robin Marchant / AFP

Beverly Pérez Rego tuvo una breve conversación en 1994 con Louise Glück. En ese momento, la poeta venezolana estaba traduciendo a la ganadora del Premio Nobel de Literatura 2020.

Cuenta Pérez Rego que se comunicó con ella inocentemente. Tenía un directorio con números de universidades entre los que se encontraba una en la que impartía clases Glück, no recuerda cuál.

“Me contestó una secretaria. Yo simplemente dije que era traductora venezolana y que estaba trabajando en un texto de la profesora Glück. La mujer, increíblemente, me dio el teléfono y minutos después la llame”, dice.

Al otro lado del teléfono la voz era dulce, casi como de niña, describe Pérez Rego, que entonces se presentó: explicó que estaba traduciendo dos de sus libros y preguntó si no existía la posibilidad de conseguir otros. “Fue muy amable. Estaba realmente sorprendida. Me dio el nombre de su editor en Nueva York, y me dijo que me harían llegar todos los libros. Repitió muchas veces la palabra gracias. Creo que no sabía cómo reaccionar, tal vez fui una de sus primeras traductoras, quién sabe. Luego pasaron los años y no volví a comunicarme con ella”.

Varios años después, en 2008, y tras pasar por varias editoriales, en Venezuela se publicó Louise Glück: poesía selecta con la editorial de la Universidad Metropolitana, coordinada por el poeta Igor Barreto, a quien Pérez Rego le agradece su insistencia para que se lograra la impresión del libro.

Louise Glück
En 2008 se publicó en Venezuela Louise Glück: poesía selecta con traducción de Beverly Pérez Rego | Facebook / Beverly Pérez Rego

“Yo traduje inicialmente el manuscrito entre 1994 y 1995. Glück era completamente desconocida en Venezuela. Fui de editor en editor y así pasaron 13 años sin suerte. Quedó en el olvido, pensaba que no se iba a publicar. A veces suele ocurrir. Pero en 2007 el gran poeta venezolano me llamó de la nada”, cuenta la traductora.

Barreto, que en ese momento era profesor asociado de la Unimet, recuerda que apenas leyó el manuscrito se propuso que se editara el libro: “Insistí mucho. Beverly venía de una decepción porque nunca le hicieron la publicación. Yo la quiero y admiro mucho. Es una gran traductora y una gran poeta”.

El poeta estadounidense Mark Strand, también traducido por Pérez Rego, le dijo que conocía la traducción de esta edición y le comentó que la misma Louise la había aprobado. “El Nobel para Louise es una sorpresa esperada: su obra fue creciendo en importancia. Su estatus como poeta en Estados Unidos es notable. Es una gran figura, de las grandes voces del canon estadounidense contemporáneo”, dice la traductora, que, tras conocerse la noticia del Nobel, no ha parado de recibir mensajes de elogios.

Otro venezolano que ha sido felicitado es el joven poeta Adalber Salas Hernández, quien tradujo Una vida de pueblo para Pre-Textos, sello que ha publicado siete títulos de Glück. “Haber traducido a una poeta que ganó el Nobel es la confirmación de que estamos en lo correcto, de que estamos traduciendo autores que resuenan, que encuentran lectores. Me alegra mucho porque el Nobel no estaba pasando por un buen momento en cuanto a prestigio”.

Para Salas Hernández, Glück es una de las mejores poetas que ha leído. “Tengo la fortuna de nunca haber tenido que traducir autores que no me gustan, eso quiere decir que me he salvado de pésimas experiencias, pero también significa que he podido aprender a profundidad de lo que he estado traduciendo”.

El premio para la poeta estadounidense también es un llamado de atención ante la falta de crítica literaria independiente y la existencia de una literatura del espectáculo, afirmó en una entrevista a la agencia EFE Manuel Borrás, director editorial de Pre-Textos, quien reconoció que en el mejor de los casos han vendido 200 ejemplares de alguna de las ediciones del sello.

“Pero no somos oportunistas y se insiste y se insiste”, afirmó Borrás, y subrayó que Pre-Textos no “apuesta por caballos ganadores sino por la literatura”.

Lo mítico y la vida

Anders Olsson, presidente del Comité del Nobel, dijo al anunciar el premio que la obra de Louise Glück se caracteriza por la búsqueda de la claridad: “La infancia y la vida familiar, la estrecha relación con padres y hermanos, son temáticas que han sido centrales para ella”.

Pérez Rego, no obstante, añade que en su obra hay también una búsqueda de la oscuridad, “algo que nos habita en el pathos de nuestras vidas, el pathos que nos sigue y la muerte que llevamos en el semblante, muy marcadamente a través de lo mítico, en lo mítico se enhebra toda su obra”.

La poeta venezolana recuerda que hace unos años tradujo un ensayo de Glück en el que expresaba que la “experiencia fundamental del escritor es la indefensión y no la del triunfo de la voluntad”. Ella decía, continúa Pérez Rego, que el deseo es lo que mueve al poeta y el deseo, opina, es el propulsor de la obra de la Premio Nobel.

Hace cuatro años el expresidente de Estados Unidos Barack Obama le entregó a Louise Glück la Medalla Nacional de las Artes | Foto AFP

“También recuerdo que Glück decía que prefirió usar la palabra escritor porque la palabra ‘poeta’ no era sino una aspiración y no un sustantivo que podamos autoadjudicarnos. Eso me impresionó mucho”.

Mientras que Adalber Salas Hernández señala que Glück es una arquitecta de la intimidad: “Consigue hacer de las experiencias personales algo absolutamente universal, de tal modo que uno siempre está sintiendo que aquello que sucede en el poema es también parte de la vida de uno, eso no es fácil de hacer, todo lo contrario. Es una de las cosas más difíciles en la literatura”.

Para el poeta Ricardo Ramírez Requena, director de Fundación La Poeteca, Glück es una autora luminosa y poderosa. “Muy inesperado el premio. Pensé que a la hora de premiar una poeta la candidata natural sería Anne Carson. Creí que iba  a apuntar más hacia África, alguien como Maryse Condé”, dijo.

La casa de Louise Glück en Massachusetts | Foto AFP

Mientras que la poeta Jacqueline Goldberg considera que la poesía de la Nobel es “precisa, honda, pero con un lenguaje seco, certero, que privilegia lo que está narrando por encima del lenguaje o cualquier otra floritura”.

En Venezuela se encuentran títulos de Louise Glück en La Poeteca. En su catálogo están, en español, El iris salvajeVita nova y Ararat y, en inglés, Poems 1962-2012 y A villaje life.

También están a la venta ediciones de Pre-Textos en la Librería Estudios, ubicada en La Castellana.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo