Daniel Radcliffe alcohólico
Foto Archivo

Ser el niño mago más famoso de todos los tiempos no es tarea fácil, y mucho menos para una joven estrella como lo fue Daniel Radcliffe, quien terminó convertido en alcohólico. El actor ha confesado en una reciente entrevista que en el pasado tuvo serios problemas con la bebida. Una adicción en la que se refugió al no poder asumir la fama.

En una entrevista con BBC Radio 4, Radcliffe, que lleva sobrio desde 2010, admitió que luego del éxito de la franquicia Harry Potter, y la fama que eso conllevó, empezó a beber desproporcionadamente. Tal y como explica, a la gente le hacía gracia que Harry Potter se emborrachase con ellos.

Lo que empezó como un divertimiento rápidamente se convirtió en algo más siniestro. Además de volverse alcohólico, Daniel Radcliffe empezó a tener serios problemas de personalidad y una crisis existencial.

«Se bebió mucho al final de Potter, y cuando terminó, fue un momento de pánico. No sabía qué iba a hacer a continuación y no estaba lo suficientemente cómodo como para mantenerme sobrio», recuerda el actor.

El actor ha estrenado recientemente Guns Akimbo, que ha ido directamente al servicio bajo demanda en streaming. La cinta es una distopía en la que un troll de Internet se ve involucrado en un juego asesino del gato y el ratón con dos pistolas atornilladas a sus manos. Es una película que sigue la línea de sus excéntricos proyectos luego de abandonar el mundo mágico, como Horns o Swiss Army Men.

Pero por mucho que pasen los años y Radcliffe se reinvente en sus papeles, sigue contestando a preguntas sobre Harry Potter. «Es muy extraño pero realmente encantador cuando alguien aparece y te dice formaste parte de mi infancia», agradece el actor.

«Para mí, Los Simpson fueron una parte enorme de mi infancia, y pensar que puedo ocupar un lugar similar en la vida de otras personas es tan loco como maravilloso. Siempre digo que soy realmente afortunado por hacerme famoso con algo tan querido como lo es Harry Potter«, sentenció.