Mercados esotéricos en Ciudad de México, pasar el día con un hombre en situación de calle, un desfile del orgullo gay, “enamorarse” por dos horas, correr desnudo y pasar cinco días en la calle son algunas de las experiencias que el comediante venezolano José Rafael Guzmán presenta en su web show.

Hay tres elementos que siempre están presentes en cada uno de los episodios: comida, calle y comedia. El web show surgió como una iniciativa de José Rafael Guzmán para crear un sitio con contenido diferente y jocoso.

“Quería crear un web show con un contenido digno y distinto para no hacer lo mismo que todo el mundo hace. Siempre me he ido por ese lado tratando de ver lo que hacen los demás para no hacerlo”, indicó.

El contenido para el canal de Youtube inició como un blog del comediante, en el que documentaba los viajes que realizaba a los lugares donde presentaba su stand up comedy Homosapiens.

Cinco días en la calle

El web show está compuesto por varios episodios, en los que José Rafael camina por las calles de Ciudad de México y convive con algunas personas que conoce durante sus recorridos.

Guzmán explicó que la idea de pasar cinco días en las calles de México y documentar su experiencia surgió de manera espontánea, porque se percató de que hay mayor libertad y menos inseguridad que en Venezuela.

“Pensé que esto se puede hacer aquí mucho más fácil y entre tanto ‘hacer y hacer’ decidí ir a la calle y me di cuenta de que no me iban a matar”, dijo a El Nacional Web.

Señaló que la idea, desde el principio, era pasar una noche en la calle junto a Serafín (un hombre en situación de calle, quien aparece en el 5° episodio); sin embargo, el sujeto se negó a participar.

“Pensé en quedarme un mes en la calle yo solo y grabar todo, pero cuando habían pasado tres días decidí quedarme solo cinco”, señaló entre risas.

El comediante considera que existe un porcentaje de decisión, a pesar de que exista una situación económica complicada, en las personas que eligen vivir en las calles.

“Estar en la calle, aunque te quita muchas comodidades físicas, te ofrece un confort social muy grande que es que nadie te juzga, porque ni siquiera te quieren ver. Yo creo que las personas en situación de calle buscan esa libertad de no decepcionar a nadie nunca”, dijo.

Un experimento social sin querer

Guzmán explicó que las personas en las redes sociales catalogaron el contenido como un “experimento social” a pesar de que esa no era su intención, pues él solo quería “crear un web show”.

Explicó que durante el proceso recibió comentarios negativos, los cuales señalaban que Guzmán se burlaba de los mexicanos. “Ojalá te deporten”, le decían algunos de los usuarios.

Luego de publicar los videos de los cinco días en la calle, el comediante decidió acudir a los lugares que visitó durante el proceso de grabación para explicar que todo fue parte de un web show. Les mostró el contenido en las redes sociales a las personas que lo ayudaron con alimentos y abrigo.

“Lo hice porque todo el mundo decía que me burlaba de los mexicanos, algo que es una ridiculez, por eso grabé a las personas viendo lo que yo había hecho, sencillamente, para que se callen la boca”, indicó.

Destacó que “cinco días en la calle” no fue una burla porque para que fuese así alguien se tendría que sentir mal y durante las grabaciones las personas a las que visitó se rieron de los videos.

Explicó que muchas personas realizan documentales sobre personas en situación de calle pero todos son tristes, mientras que en Comida, calle y comedia dice la verdad y hace reir a las personas.

¿Cómo sería la experiencia en Venezuela?

José Rafael aseguró que en Venezuela sería muy complicado realizar un web show de este tipo, pues las personas están en una situación de supervivencia. Lamentó no poder grabar en el país, porque Ciudad de México le recuerda mucho a Caracas “antes de Chávez”.

“El venezolano de ahorita, incluyéndome, somos de lo peor porque hemos perdido la sensibilidad humana y un montón de cosas bellísimas del venezolano, como lo quieres ver, gracias a las mismas personas, a Chávez, al diablo o Dios pero se han perdido y México aún las tiene”, indicó.

Señaló que grabar en un país en una situación en la que cualquier persona puede reaccionar de forma agresiva, por las circunstancias que vive Venezuela, o te puede robar no sería una experiencia agradable o “cómica”.

Durante el tiempo que Guzmán estuvo en las calles mencionó que experimentó una sensación de “locura”, pues decía que al ver a las personas cómodas y comiendo sentía “rabia y resentimiento”, a pesar de que él sabía que pasaba por esa experiencia por voluntad propia.

“Yo sabía que iba a pasar cinco días en la calle y veía a las personas bien y sin pasar frío y las odiaba, a pesar de que ya el viernes iba a regresar a mi casa pero igual sentía resentimiento”, explicó.

Destacó que el resentimiento en los seres humanos es algo natural y cuando una persona experimenta una situación en la que “pasa trabajo” siente rabia por aquella que no vive esa experiencia.

“Es un sentimiento muy humano y la gente se condena por sentirlo, lo que hay que hacer es saber controlarlo. Definitivamente el resentimiento existe y no te hace menos persona”, aseveró.

El comediante consideró que de acuerdo a la historia, la política en el país se ha encargado de jugar con el resentimiento de las personas para conseguir apoyo, al ofrecer falsos ideales que no cumplen.

“El resentimiento es un motor muy poderoso, si está bien enfocado, y si la persona es inteligente, toma a un grupo de resentidos y los enfoca van a trabajar para ella por el resto de su vida (…) y bueno, aquí está el país que tenemos”, indicó a El Nacional Web.

Proyectos

José Rafael Guzmán, quien actualmente reside en México, indicó que no tiene planeado dejar de hacer stand up, porque le permite tener contacto con el público y de una manera que otra profesión no lo hace.

“Yo no quiero dejar de hacer stand up, por ahora, quizá cuando esté viejo lo deje de hacer”, dijo.

El comediante tiene planeado realizar un gira para presentar Homosapiens en Argentina, Perú, Ecuador, Chile y España. Descartó la posibilidad de volver a presentar el stand up en Venezuela por temas logísticos.

“Básicamente soy un inmigrante y no tengo dinero, por eso no puedo ir a todos los lugares en los que quisiera presentarme”, explicó.

Señaló que espera realizar otro stand up similar a Homosapiens para 2019 y realizar una gira que dure aproximadamente un año y presentarlo en Venezuela.

“Ya el país, quizá, estará mejor y allí nos veremos”, finalizó.

Para ver los episodios de “Comida, calle y comedia” haga click aquí.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo