Con solo una franela encima y sin pantalones, José Rafael Guzmán, comediante venezolano, recorrió este jueves el interior de una iglesia en México con una cruz de madera, de más de dos metros, en una mano y un celular en la otra.

“Voy a predicar la palabra”, repitió el comediante cuando forcejeaba con el personal de la iglesia, mientras sostenía el estandarte de Cristo.

Una vez despojado de la cruz, se desnudó. «Ya van a ver», dijo mientras se desvestía. Se quitó la ropa interior y recorrió la nave central de la institución eclesiástica hacia el final, con los brazos alzados al cielo, mientras todos los asistentes lo miraban estupefactos.

El hecho formó parte del proyecto “Comida, Calle y Comedia”, el cual difunde el comediante en Youtube.

Guzmán ha recibido numerosas críticas  de mostra luego de mostra sus genitales a los asistentes y al personal de la iglesia.