Bon Jovi
Foto Archivo

Bon Jovi volvió este domingo a Rock in Rio para deleitar a sus fanáticos con lo mejor de su repertorio en un concierto diseñado para cantar con la afición y en el que miles de voces se unieron a la banda. El espectáculo, que estuvo cargado de emotividad, cerró la primera etapa del festival en Río de Janeiro.

En el tercer día de conciertos, Dave Matthews Band sorprendió y Goo Goo Dolls emocionó con su icónica balada «Iris».

La estrella de la noche entre las tres bandas participantes, todas estadounidenses, sin lugar a dudas fue Bon Jovi. Por quinta vez cantó en Rock in Rio y sigue siendo ovacionado como en su primera presentación en el festival, en 2008.

Jon Bon Jovi, su carismático líder, que aún sigue levantando suspiros, integró al público desde el comienzo de su espectáculo con «This house is not for sale». El sencillo, a pesar de que no es conocido, llevó a los asistentes a interactuar con la banda.

Pero la locura fue total cuando se escucharon los acordes de «You give love a bad name», uno de los éxitos de la banda.

Más tarde, los aficionados brasileños se rindieron a los pies de su ídolo cuando tomó una bandera de Brasil y la puso sobre sus hombros.

«Bed of roses» fue la balada que Bon Jovi aprovechó para invitar a una fanática al escenario y cantarle al oído mientras bailaban abrazados; este encuentro finalizó con un beso.

«It’s my life» y «Wanted dead or alive» estuvieron entre los temas aclamados por los espectadores, que corearon con la banda todas sus letras.

En el concierto también fueron protagonistas el guitarrista Phil X y Tico Torres, el baterista, que hicieron vibrar al público de emoción.

El grupo interpretó varios temas que forman parte de los conciertos de su actual gira, que incluyó Recife, Sao Paulo y Curitiba.

Más rock durante la noche

Entre los otros artistas que participaron en esta jornada del festival estuvieron la DMB, Dave Matthews Band, grupo de rock progresivo que por momentos funde jazz con folk. Esta agrupación estadounidense sorprendió a los espectadores que no los conocían y que llegaron a la Ciudad del Rock solo para ver a Bon Jovi.

Aunque ya estuvo en Brasil en dos oportunidades, esta es la primera vez que DMB se incorpora al repertorio artístico de Rock in Rio.

«Crash into me», «Grey Street», «So much to say» son algunos de los éxitos interpretados el domingo en la noche por DMB.  Además, hizo varias improvisaciones a lo largo del concierto.

Otra banda que actuó en el palco principal de la Ciudad del Rock fue Goo Goo Dolls, grupo que por primera vez se presentó en Rock in Rio.

Con un repertorio lleno de sus clásicos de los noventa, el público recibió al grupo efusivamente cuando Johny Rzeznik comenzó a tocar «Big machine».

No obstante, los ánimos bajaron pronto y la mayor parte del concierto estuvo acompañada por un público sentado y poco animado. Esto solo cambió cuando los fanáticos reaccionaron a canciones como «Black baloon», que no estaba incluida en el programa.

Los ánimos del público también se levantaron con «Iris», la icónica balada que inmortaliza a la banda y con la que cerró su presentación.

Los más de 300 espectáculos programados para esta edición de Rock in Rio se presentan en 7 días que se segmentaron en 2 partes.

La primera, que empezó este viernes, terminó este domingo con el concierto de Bon Jovi. Y la segunda abrirá las puertas el jueves 3 de octubre, y se extenderá hasta el 6 con el cierre de Rock in Rio a cargo de la banda británica Muse.