Hay gente que espera en los alrededores del Centro Cultural Chacao para entrar al Festival Nuevas Bandas. Los espacios no se dan abasto para la cantidad de público presente, así que muchos se quedan afuera. Algo intentan escuchar de la música que suena el sábado y también el domingo.

A los miembros de una de las bandas participantes les gusta bailar al ritmo de la música latina. Entre el sonido del saxofón, la guitarra, el bajo y los timbales, el vocalista y guitarrista Santiago de la Fuente, el bajista Antonio Romero y el percusionista Carlos “Mara” González interpretan las canciones de Anakena, agrupación caraqueña que ganó la edición número 28 del festival, en el que se presentaron 14 proyectos y asistió un promedio de 1.200 personas por día.

Cuando tocaron “Sanguchito”, una canción que en Youtube tiene más de 14.000 reproducciones, la gente se levantó, bailó con ellos y hasta los acompañó con el coro. Le suele ocurrir a Anakena: es una banda que quiere proyectar felicidad, brillo y diversión con la producción de melodías frescas y jocosas.

Por el triunfo el grupo recibe dos premios. El primero es cortesía de EmuBands, que le publicará un sencillo en las principales plataformas digitales. Y el segundo lo concede dBMixStudios: el estudio le ofrece a Anakena la posibilidad de trabajar sus próximos temas en sus salas de grabación.

“Fue una sorpresa para nosotros haber ganado el Nuevas Bandas. Creo que estamos en uno de los momentos más importantes en nuestros dos años de existencia”, señala De la Fuente, que fundó la banda hace dos años en España luego de participar en el Vodafone Yu Music Shows junto al también vocalista Mikel Maury, quien no pudo cantar en el festival porque vive y estudia Arquitectura en Segovia, y solo viene al país para grabar con todos los miembros del equipo. “Eso fue un éxtasis total. Queríamos que nuestro show fuera bailable y así ocurrió. El público se paró y nos siguió los pasos”, agrega “Mara” González.

Anakena vive un buen momento. El 5 de octubre, día en que se inauguró el festival, estrenó “Guayaba”, primer sencillo de su disco de estudio inicial que tendrá el mismo nombre de la agrupación y será publicado a mediados del año que viene. El álbum, que ha contado con la producción del guitarrista Fernando Bosch, tiene nueve canciones que en su mayoría hablan acerca del amor y del tema de la migración. Antes habían grabado El mar, una producción corta de cuatro sencillos que hicieron en dos días en la casa de un amigo. “El disco Anakena es nuestra nueva etapa, porque profesionalizamos todo el proceso de creación. Pero la esencia se mantiene y creo que la gente seguirá conectándose con la misma vibra”, afirma De la Fuente.

El nombre de la banda surgió por una historia familiar. De pequeña, la madre del vocalista y guitarrista viajó a la Isla de Pascua, donde conoció una playa llamada Anakena. Le gustó tanto el nombre que se lo puso a su casa, y luego su hijo lo utilizó para la agrupación. “Es que nosotros ensayamos en mi casa”, revela De la Fuente.

La manera en que se unieron ocurrió por casualidad. “Mara” ya había formado hacía cinco años el grupo Club House junto a Romero. Conocieron, por amigos en común, a Santiago y a Mikel y se integraron a Anakena.

Los cuatro tienen en común que han sido autodidactas en lo que a música se refiere, porque todos tienen trayectoria universitaria. “Mara” González se graduó en Comunicación Social en la Universidad Monteávila, Santiago pronto culminará sus estudios de Ingeniería de Producción en la Metropolitana, Mikel continúa en Segovia y Romero dejó, cansado de los paros, su carrera de Ingeniería en Computación en la USB y después de un año la abandonó también en la Unimet.

Reconocen que es complicado hacer música en Venezuela. Mencionan que, por ejemplo, en el país no se consiguen cuerdas de guitarra o piezas para las baterías, así que deben contar con el apoyo de amigos para adquirirlos en el exterior. La inseguridad o el problema con el transporte también son asuntos que limitan. Sin embargo, se muestran optimistas y aseguran que pueden seguir. “Hay mucho mercado en Venezuela. Cuando haces algo bien la gente lo aprecia y lo apoya”.

En un futuro esperan aproximarse a una agrupación como Los Amigos Invisibles, pero lo que más les importa es seguir componiendo y tocando. “Creo que el tiempo lo dirá, esperamos que sea muy exitoso”, dice González. Santiago añade: “La verdad es que no tenemos expectativas a futuro. Solo queremos seguir creando música y meterle empeño al disco para que la gente lo escuche”.

Un público diverso y numeroso

El de este año, el de la edición 28, es uno de los festivales Nuevas Bandas con mayor asistencia de público, reconoce Félix Allueva, director del encuentro musical.

Sábado y domingo, los espacios del Centro Cultural Chacao se quedaron pequeños ante la multitud que asistió a la cita. De hecho, muchas personas no pudieron entrar.

“Lo que destacaría sería la receptividad del público. Este año fue una cuestión especial. Superamos las expectativas que teníamos en asistencia: estamos hablando de que en promedio 1.200 personas fueron cada día al centro cultural para ver los conciertos de las bandas participantes”, indicó Allueva. Señaló que debido a la masiva convocatoria están evaluando dónde harán la siguiente entrega.

A las presentaciones acudió público de distintas clases sociales y edades, así como miembros de la comunidad LGBT, lo cual es un punto a favor para la campaña Diversxs que promovió Amnistía Internacional, que en la convocatoria del año pasado fomentó la campaña Basta de Balas.

“Esto me hace pensar que algo está sucediendo. Hubo una mezcla de distintas capas sociales. Incluso había representantes del oficialismo, como los miembros del festival de Maracay Otro Beta, y gente de la oposición”, agregó el director del encuentro.

Indicó que a partir de enero comenzarán las inscripciones para la próxima edición del Festival Nuevas Bandas. Dijo además que la semana que viene la dedicarán a Gustavo Cerati y en noviembre harán un evento de música electrónica sobre el que no ofreció detalles.

Acerca de la primera entrega del Festival de Música Urbana, que se realizó del 22 al 23 de septiembre también en el Centro Cultural Chacao, informó que trabajan en un disco en el que estarán los 10 proyectos más destacados y realizarán una gira con Lxgico, agrupación ganadora de la muestra.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo