Del Toro
La iniciativa estuvo a cargo de Hoteles.com | AFP

La mente y los monstruos del director mexicano Guillermo Del Toro sirvieron para crear una habitación que coexistirá al lado de la exposición En casa con mis monstruos.

Pero la habitación será efímera: estará abierta durante tres días de octubre (del 3 al 5), y deberá cerrarse la semana próxima.

La iniciativa corrió a cargo del sitio Hoteles.com y contó con la asesoría del Museo de las Artes y del equipo que curó la exposición original para la decoración del cuarto.

Una cápsula tamaño natural del humanoide de la película La forma del agua, que recibió cuatro premios Oscar, y los brazos de Frankenstein saliendo de una de las paredes son algunos de los casi 100 objetos que contiene el lugar.

La Monster Suite, que fue construida con madera que rechina al pisar, acrílico y cristal, tiene un área que es cercana a los 100 metros cuadrados. Incluye un baño funcional.

“Primero pensamos en que fuera un cerebro el diseño. Pero era complicado. Entonces nos decidimos mejor por algo así”, señala Álvaro Barriga, creativo gráfico del proyecto.

“Han sido tres meses y medio de trabajo desde el diseño y de ir siempre asesorados con el MUSA. El reto fue ver el baño, porque el agua junto al sitio era algo complicado”, agrega.

Varios de los objetos que adornan la habitación se consiguieron en distintos mercados de viejo. Otros los crearon exclusivamente para el sitio. “Sí me gustaría que Guillermo viera el trabajo y saber qué piensa de él. Lo que se quiso hacer fue que tuviera todo el sabor de la exposición”, subraya.

Alfredo Arcos, director de mercado para Expedia, comenta que por ahora no se tiene contemplado extender el número de días de la suite.

“Pero sí queremos ver dónde ponerla después. Quizá en algo de terror”, expresó el ejecutivo.

Hasta octubre

La exposición En casa con mis monstruos, que reúne más de 900 piezas, la mayoría propiedad de Del Toro y curada por Eugenio Caballero, ganador del Oscar por el Diseño de Producción de El laberinto de fauno, permanecerá abierta hasta octubre.

Será la última ciudad donde se presente, pues las colecciones regresarán a su lugar origen mientras que algunas piezas se llevarán a exposiciones permanentes.