weinstein aniston
Foto Stephanie Keith/Getty Images/AFP

La abogada del productor de Hollywood Harvey Weinstein, Donna Rotunno, hizo este jueves un apasionado alegato final de cinco horas en defensa de su cliente.

Rotunno centró sus ataques contra las dos testigos principales, tildó de mentirosas a las seis testigos que acusan al magnate y cargó contra la Fiscalía.

Deslegitimar el testimonio de las testigos principales

Las cinco acusaciones contra Weinstein, dos de ellas por violación en primer y segundo grado, se sustentan sobre el testimonio de estas dos testigos que lo acusan de haberlas violado.

Rotunno empleó tres horas de su tiempo en tratar de desmontar los testimonios de ambas e insistió al jurado en que si creen que el ex productor no es culpable de las acusaciones vertidas por estas dos mujeres, el resto de los testimonios son irrelevantes.

Contra Haley alegó que la cronología de los hechos que presentó bajo juramento no se sostiene. «¿Es la historia de Miriam Haley creíble?, preguntó retóricamente la abogada.  «Piensen si tienen preguntas sobre si creen o no el sinsentido que les contó», subrayó.

Contra Mann, empleó la misma técnica, mostrando partes de la transcripción de su testimonio y otras pruebas presentadas durante el juicio como correos electrónicos, para despertar las dudas sobre su relato.

«No fue forzada», sentenció Rottuno, que a lo largo de su discurso defendió que la Fiscalía creó su propio universo en el que las mujeres no son responsables de las fiestas a las que van, de los hombres con los que ligan o de las decisiones que toman.

Ningunear las historias del resto de testigos

La defensa también se detuvo, aunque menos tiempo, en el testimonio de la actriz Annabella Sciorra, que acusa a Weinstein de violarla en el invierno de 1993-1994.

Su testimonio y el de las otras tres testigos es importante para demostrar que el productor tenía un comportamiento sexual depredador.

«Es difícil demostrar algo que nunca ocurrió», sentenció Rotunno sobre las alegaciones de Annabella Sciorra. Aseguró que el testimonio de Sciorra arroja dudas, dudas y más dudas y que no ha sido corroborado por ningún testigo.

Contra las otras tres mujeres, Dawn Dunning, Tarale Wulff y Lauren Young, la defensa insistió en los mismos argumentos.

Sobre Wulff dijo que no era capaz de recordar detalles ni las circunstancias alrededor de los hechos. De Young, apuntó que cambió las fechas en la que ocurrieron los supuestos hechos, que mintió y que su historia es ridícula.

«La memoria no es una máquina de grabar, es maleable (…), con el paso del tiempo se vuelve más frágil y susceptible a información recibida después de lo ocurrido», dijo Rotunno dirigiéndose al tribunal para reforzar su idea de que las testigos o bien mintieron o bien cambiaron sus historias.

Minar la credibilidad de la Fiscalía

Además, Rotunno acusó a la Fiscalía de crear un guion en el que el hombre poderoso es tan falto de atractivo y grande que ninguna mujer nunca podría querer acostarse con él.

Asimismo, sugirió que sus interrogatorios a las víctimas habían contribuido a que cambiaran o ajustaran sus testimonios y acusó a las fiscales de no querer llamar a testificar a ningún agente de seguridad sobre eventuales pruebas; así como de ocultar o no querer llamar a personas que pudieran contradecir la versión de sus testigos.

Convertir a Weinstein en una víctima

Otro de los argumentos de la defensa es que Weinstein hizo mucho por las mujeres que lo sentaron en el tribunal y las acusó de intentar aprovecharse de él para su propio beneficio.

En su alegato, Rotunno dijo que tras la aparición de las acusaciones contra Weinstein en los medios de comunicación en 2017, las testigos comenzaron a cambiar sus historias respecto a su relación con el magnate del celuloide.

La reacción de los abogados de las víctimas

Tras concluir el turno de Rotunno, el abogado de Tarale Wulff, Douglas Wigdor, criticó a la defensa por básicamente, llamar a las seis testigos mentirosas.

«Estoy seguro de que cuando el jurado delibere, realmente se pare a pensar si seis mujeres pueden sacarse de la manga esos hechos e inventarse esas cosas para ayudar a los fiscales», agregó Wigdor.

«El jurado encontrará a Weinstein culpable de los cargos que se le imputan más allá de la duda razonable», aseguró.

Por su parte, Gloria Allred, abogada de Haley, Sciorra y Young, también cargó contra Rotunno por poner en entredicho el testimonio de las testigos, cuando el propio Weinstein decidió no comparecer para dar su versión.

Finalmente, apuntó que los argumentos de la abogada del magnate de la gran pantalla no son evidencias y que hay que esperar al alegato final de la Fiscalía, este viernes, y al veredicto del jurado, que se retirará a deliberar el próximo martes.